Riazor, clave para poner distancia

Dépor y Recre, los últimos de la zona alta que jugarán en casa cuatro de sus próximos seis duelos


A Coruña / La Voz

Ahora que ya no duele jugar en Riazor, el calendario le hace un nuevo guiño al Dépor, que disputará en campo propio cuatro de sus próximos seis compromisos. Tiempo justo para acabar la primera vuelta y abrir la segunda. El equipo de Fernando Vázquez ya habrá doblado turno en su estadio cuando el sábado se enfrente al Alavés, y volverá a hacerlo en las jornadas 21 y 22, recibiendo al Girona y a Las Palmas. Una serie que los blanquiazules deberían aprovechar para poner distancia, ya que entre los equipos que ocupan zona de ascenso y promoción solo el Recre repetirá condición de local en la próxima media docena de encuentros.

El Sporting y Las Palmas vivirán la situación inversa y solo pisarán El Molinón y el estadio de Gran Canaria en dos de las seis citas inmediatas. El Lugo y el Eibar repartirán, mitad y mitad, sus duelos como locales y visitantes.

El Alavés, tercer peor visitante

La ventaja, siempre con la tabla clasificatoria como argumento, debería notarse especialmente en la próxima jornada, cuando el Deportivo reciba al Alavés, el tercer peor conjunto en territorio ajeno, con una única victoria y dos empates como bagaje a domicilio. Un rival mucho más asequible del que tendrán algunos de sus perseguidores. Las Palmas, por ejemplo disputará el derbi canario en Tenerife; el Eibar visitará Ponferrada, y Mallorca y Numancia jugarán entre ellos.

A partir de ahí, la dificultad crece. El domingo 15, los coruñeses visitarán Ipurúa, donde el anfitrión acumulaba seis encuentros sin conocer la derrota hasta que el Mallorca rompió la racha el pasado sábado. En la jornada previa al parón invernal, llegará a Riazor un Numancia que ha saldado con dos victorias y otros tantos empates sus últimas cuatro salidas.

El 2014 arrancará con otro par de envites más asequibles. El fin de semana de Reyes pillará al Deportivo en Jaén, donde el filial del Real Madrid consiguió ayer estrenar su casillero como visitante. A continuación, el visitante será un Girona que solo ha vencido en uno de sus últimos cinco duelos lejos del Montilivi (1-2 en el campo del Mirandés).

La media docena se completará, de nuevo en casa, ante un rival de empaque. Será con el presumible retorno a Riazor de Valerón, esta vez vistiendo la camiseta de Las Palmas, el equipo ante el que el Dépor estrenó temporada y casillero de victorias.

Un Dépor de «ideas muy claras»

Pablo Insua no quiso pronunciarse ayer en Abegondo acerca de si tanto partido como local «será bueno o malo», pero sí advirtió que «en las próximas jornadas hay que aumentar distancia o por lo menos mantenerla». El calendario parece propicio para ello, y además, como también apuntó este central en estado de gracia, el Dépor ha logrado definir su estilo: «tiene las ideas muy claras y una identidad propia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Riazor, clave para poner distancia