El Territorio Vakner será capital para el Camiño y también para el turismo

El viernes y el sábado se celebrará un simposio internacional en Dumbría para indagar sobre esta mítica figura que provocaba el terror entre los peregrinos


carballo / la voz

El miedo siempre ha sido un territorio a explorar, incluso cuando salta de lo personal a lo espacial y se asocia a un territorio. Sin salir de la zona, la Costa da Morte es una marca que atrae, como lo sigue haciendo el Fin del Mundo, y desde luego incontables lugares ligados al temor y al terror: desde los bosques y castillos draculianos, hasta los lagos con nessies, pasando por ríos y lagos que no se deben superar, monstruos que dominan montañas centroeuropeas o territorios de nieblas que, al atravesarlos, no hay vuelta atrás.

De este selecto mapa de los miedos formará ya parte, en muy poco tiempo, y con la vista a medio y largo plazo, el Territorio Vakner, nombre acuñado por el obispo armenio Mártir de Arzendján, en la península de Anatolia que hoy forma parte de Turquía. En 1489 emprendió un largo viaje de siete años que lo llevaría a Santiago, y después a Fisterra, y justamente en este último tramo se topó con esa bestia, «animal salvaje grande y muy dañino». No le pasó nada, lo que despertó la admiración de los habitantes que se encontró más tarde.

No hay muchas más referencias que esta de finales del siglo XV, rescatada en tiempos recientes por estudiosos como Alonso Romero o Aurora Lestón. Ambos, entre otros muchos expertos, estarán el viernes y el sábado en Dumbría para hablar de todo lo que se sabe y lo que se supone sobre esta figura legendaria y atemorizante, que promete ser parte esencial del Camiño. Y no solo de eso.

Uno de ellos será Antón Pombo. Además de la evidente trascendencia para las peregrinaciones, también la tendrá para el turismo en general: «O sábado imos expoñer as accións que se van levar a cabo neste Territorio Vakner, con actividades en todo o itinerario e a contorna». Asegura que será un estímulo para el Camiño hacia Fisterra y Muxía, pero también un atractivo «para ir facer turismo, viaxes, sendeirismo, ver lugares poucos coñecidos... En definitiva, para pór en valor toda esa zona», siempre con la centralidad puesta en Dumbría y en todos los recursos que ofrece, que no son pocos.

No va a ser el primer lugar con un monstruo como referencia. De hecho, esta percha ya funciona, y con éxito, en algunos lugares de Francia, además de todo lo que por sí mismas atraen las leyendas. Una fuente de inspiración es la bestia de Gévaudan, de la que hablará Bernard Soulier, creador y director del museo fantástico dedicado a esa bestia en Saugues, quien hablará sobre ella el segundo día, el sábado por la mañana, justo antes de que José Manuel Pequeño, alcalde de Dumbría, además de Pombo y el escultor Cándido Pazos presenten oficialmente ese Territorio Vákner al que el regidor da una clara dimensión comarcal, y más allá: desde Santiago hasta Fisterra y Muxía, pasando por todos los municipios del Camiño. «Se imos todos da man, será un gran proxecto», asegura. Y también se refiere a las experiencias francesas como claves a la hora de valorar su dimensión turística.

Materia suficiente

Pombo dice que hay que ir despacio, que es un proyecto a medio plazo, y que no se va a consolidar en dos días. Pero cree que hay materia de sobra para el éxito: «Recuperamos tradicións, lendas, raíces culturais... que curiosamente son obxecto de desexo para outros. En Galicia hai moito por facer. Aquí ás veces parece que nos paramos por respecto, sen darlle moitas voltas ás cousas, pero os de fóra si que falan de lendas, de meigas, de pobos celtas. Aquí non se incentiva isto». Y mucho menos en todo lo relacionado con el vákner, que hasta ahora parece que solo ha quedado reducido al mundo de los investigadores muy especializados. Eso va a cambiar a partir de este momento y augura «unha sorpresa para este sábado». No una cosa cualquiera, «senón un proxecto serio», con muchas vertientes, y sin olvidar que el Concello de Dumbría «ten atractivos suficientes para vir a coñecelo».

Pequeño asegura que la prioridad es el Camiño, donde Dumbría puede presumir de tener dos albergues públicos (en uno de ellos, el de la capital municipal, en O Conco, serán las jornadas) y un punto de información en Hospital. Pero reconoce que el aspecto turístico será importante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Territorio Vakner será capital para el Camiño y también para el turismo