Adiós a Avelina, la abuela de Galicia

Falleció este jueves con 113 años en su casa de A Ponte do Porto. La nueva abuela es Celestina Penabad, de 110 años, nacida en Xermade y residente en A Coruña

.

Carballo / La Voz

Avelina Mouzo Leis, la abuela de Galicia, casi la de España (era la tercera persona más longeva del país, y la novena de Europa) falleció este jueves en su casa de A Ponte do Porto, en el municipio de Camariñas, a los 113 años y cuatro días de edad. El domingo, Nochebuena, fue su cumpleaños. Lo pasó con gripe. No parecía grave, pero a ciertas edades las leyes de lo físico son otras. Guardó cama muchas horas y solo por la tarde se levantó un momento para disfrutar de la tarta con las velas y, sobre todo, de los suyos. Estaba pachucha, pero decía su nieta que ya había pasado otros procesos gripales más veces y salido de ellos sin problema. Tenía una salud de hierro, jamás padeció mal alguno, salvo el de la edad, contra el que no se puede luchar. «A vellez é moi triste», decía año tras año, como un mantra. Sería la de los demás. A ella se la veía siempre igual. Las visitas a su casa, cada año, servían a los visitantes para comprobar que los años pasan por los otros, especialmente al ver cómo crecían nietos, bisnietos y tataranietos. Una de la bisnietas le grabó un vídeo hace poco más de un mes, colgado el lunes, en el que se la ve habladora y feliz, sonriente, con el tataranieto. Se quejaba de no poder hacer nada. Hasta más allá de los 109 era habitual verla con la escoba, en la puerta, entrando y saliendo, hablando. Después mantuvo la movilidad, la autonomía, aunque sin la agilidad anterior. En todo caso, siempre con un poder casi milagroso. Todos lo decían: ya no es haber llegado tan lejos, que también, sino la manera en que lo ha hecho. Con 110 la llevaron en coche a votar. Sin problema. En su carné pone que caduca en el 9999, en un exceso de cariñoso optimismo.

Llevaba más de cuatro años siendo la más veterana de Galicia. En su haber tiene más logros, como ser la palilleira más longeva de la historia, pues lo fue durante casi un siglo de manera continua. Cuando se hundió el Titanic, en 1912, ella tenía 8 y ya palillaba. A saber si alguno de los encajes de Camariñas que llevaba el barco habían sido comprados en su entorno. Ella entonces aún vivía donde nació, en Cereixo (Vimianzo), al otro lado del río Grande, muy cerca. Llegó hasta A Ponte do Porto con 25, cuando se casó. Y hasta hoy. Tuvo tres hijos, pero dos murieron jóvenes y solo le queda la menor, que tiene 86.

Contaba una familiar que este jueves se encontraba aparentemente bien, pero sobre las 19.30 horas se sintió indispuesta, y ya no hubo nada que hacer. Su cadáver se vela en el tanatorio de A Ponte do Porto. El entierro será mañana a las 15.30 horas.

El trono de la edad de Galicia lo ocupa ahora Celestina Penabad, que cumplió 110 años en agosto. Es natural de Xermade, en Lugo, y reside con una hija en A Coruña. Alsina Tomé, de Ponte Caldelas, cumplirá 110 en febrero.

Diciembre ha sido un mes aciago para los más veteranos de España y Galicia. Hace apenas un par de semanas falleció Ana Vela Rubio, que con 116 años batió récords que tardarán en repetirse. La barcelonesa Magdalena Oliver, con 114, ocupa ahora el primer puesto. Y esta semana murió en Carballo Dolores Tasende, que tenía 107. Era la segunda más longeva de la Costa da Morte, una comarca donde los centenarios siempre se han dado bien, y la décima de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Tags
Comentarios

Adiós a Avelina, la abuela de Galicia