La última bala de la recámara para el Bergantiños y el Paiosaco

FÚTBOL | Tercera |  El Bergan aún tiene opciones de título y el Paiosaco se juega la salvación


Carballo / La Voz

La recta final de liga en Tercera División está siendo apasionante, espectacular, inigualable. Es una de las más igualadas que se recuerdan, tanto en la parte de arriba como en la de abajo.

Restan dos jornadas y en la zona noble, el Bergantiños ya logró de forma matemática el subcampeonato liguero y el poder disputar la fase de ascenso a Segunda B. Pero a los de Miguel Figueira les restan otros dos retos, muy jugosos por cierto. El primero, la lucha por el título. Está muy complicado porque requiere de que el líder, el Racing de Ferrol, pinche en los dos partidos que quedan y que el Bergantiños sume sendas victorias. Y el otro objetivo es poder participar la próxima edición de la Copa del Rey.

Tal y como apuntó el entrenador del Bergantiños, Miguel Figueira, sería un colofón a una gran temporada. Recordó que en España hay 18 grupos de Tercera División y los mejores 14 segundos clasificados disputarán el torneo del k. o. El Bergantiños, por coeficiente de puntos, ocupa precisamente el puesto 14, el último que daría derecho a jugar la Copa del Rey. «Se gañamos os dous partidos que temos pendentes xogaremos a Copa o vindeiro ano», dijo el preparador.

Para que eso suceda, el Bergantiños tiene que sumar de tres en tres, empezando por hoy (Barraña, 18.00 horas) contra un Boiro que ya está descendido y que, por tanto, solo se juega dejar un grato sabor de boca entre sus fieles aficionados: «Trouxeron un novo adestrador, Luis Santiago, que xa perfila o equipo pensando na próxima tempada en Preferente co obxectivo de regresar á Terceira», apuntó Figueira. Por su parte, el Bergantiños se la juega y saldrá a Barraña con todo lo que tiene, teniendo en cuenta que viaja a Barbanza con varias bajas significativas: Granada, Rubén Rivera y Marcos, lesionados. Este último, con molestias, no viaja por precaución, mientras que Granada y Rubén Rivera se recuperan pensando en la fase de ascenso. Figueira volverá a contar con Agulló, que el pasado fin de semana en A Illa frente al Céltiga disputó sus primeros minutos después de nueve meses en el dique seco: «O mellor é que se sentiu ben e non notou molestias e iso é moi importante. Ademais, xogou un gran partido e será unha peza importante pensando no play-off».

Parte de abajo

En la parte de abajo, el Paiosaco se juega la vida. Los de Juan Riveiro vienen de ganar al Somozas (1-3) y tirarán de calculadora, radios y aplicaciones móviles para ver si hoy mantienen la categoría. Para ello, deberán ganar en A Porta Santa (18.00 horas) al Ourense C. F., que se juega acabar cuarto en la liga y, por tanto, ser equipo que promoción de ascenso a Segunda B. Los de Lestón mantendrán la categoría de forma matemática si ganan hoy y no lo hace el Céltiga (los de A Illa tienen la diferencia de goles particular a favor) y si pierden, bien el Arenteiro, bien el Somozas, o ambos. De lo contrario, los verdiblancos tendrán que esperar a la última jornada para saber si son equipo de Tercera. Riveiro tiene para hoy cuatro bajas importantes, todas ellas por sanción: los delanteros Eloy y Otero y los defensas Iriso y Edu.

Desahuciado

El Laracha, por su parte, ya lleva semanas desahuciado por el descenso matemático del Fabril a Tercera. Los de Óscar Gilsanz juegan hoy (18.00 horas, O Couto) contra la U. D. Ourense. El técnico dijo que tenía las bajas de David y Víctor Eimil, Iago Novo y Adri Castro, estos tres últimos convocados por el Fabril para este fin de semana.

Los temidos efectos cascada

Llega el final de liga y con ello los temidos efectos del arrastre, que afectan, casi siempre a equipos de la Costa da Morte. Y esta temporada no está siendo diferente. El descenso del Fabril condena, sí o sí, al Laracha, quede en el puesto que quede, al ser un equipo filial del Deportivo.

Pero con los del municipal puede suceder que desciendan deportivamente porque acaben entre los cuatro últimos clasificados. En este caso habría que sumar un nuevo equipo (el quinto por la cola) de Tercera, que bajaría a Preferente. Es más, cabría la posibilidad de un sexto conjunto descendido de Tercera a Preferente y ello pasaría por el descenso de Segunda B del Rápido de Bouzas, que esta a cinco puntos de la salvación cuando restan dos jornadas. Y aquí se vería afectado el Paiosaco, que tiene que ganar hoy para no complicarse la vida.

En estos efectos del arrastre también hay que tener en cuenta los posibles ascensos que se produzcan de Tercera a Segunda B, bien del Racing de Ferrol, Bergantiños, Compostela y el equipo que termine en cuarto lugar. Lo dicho, queda todavía mucha tela que cortar en estos 180 apasionantes minutos que restan de liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La última bala de la recámara para el Bergantiños y el Paiosaco