«Tal y como están las cosas hace más falta que nunca que la gente lea»

Juan Carlos Sanmiguel, librero y gerente de Alita Cómics, abrió hace 15 años su primera librería especializada en cómics, y ya va por la tercera


A Coruña / La Voz

En diciembre del 2002 abría en la ronda de Nelle de A Coruña el primer Alita, tienda especializada en cómics que no tardaría en tener una réplica en la calle Orzán y, más recientemente, en Santiago. La celebración de estos 15 años se la han servido en bandeja a su fundador, Juan Carlos Sanmiguel, desde Hollywood: «James Cameron va a sacar la película de Alita, el personaje de cómic que nos da nombre. Haga lo que haga, seguro que va a ser algo grande, con mucha pasta», explica entre risas este librero vocacional que se pone serio al hablar de cultura, educación y libertad de expresión.

-¿Abrió la primera librería porque creía que había demanda de algo así? ¿Se tiró a la piscina?

-Siempre hubo interés por el tema y hubo hace quince años un momento de expansión que me cogió justo abriendo la primera tienda. Hay un ambiente muy bueno alrededor del cómic, con muchos creadores, Viñetas desde o Atlántico...

-Pero es que lleva tres tiendas abiertas, ya. ¿El secreto?

-Pues que somos una familia, no solo porque mi hermano esté conmigo en esta aventura, sino porque tenemos gente que lleva más de diez años trabajando con nosotros. Y el futuro está asegurado con Inés, la hija de mi hermano, aunque por ahora tiene solo tres meses.

-Los libreros hablan de que no se venden libros y, para uno que se vende bien, van y lo retiran.

-¿Lo de Fariña? Me parece algo desquiciante. No sé exactamente lo que pretenden con algo así, si cuando se levante el veto y salga la siguiente edición se va a vender mucho más que antes, con esta publicidad sufragada por los jueces que está teniendo el libro. Estamos viviendo un retroceso en libertad de expresión terrible. No creo que sea la forma más inteligente de controlar la opinión pública, a base de porrazos y demandas.

-Parece que todo el mundo está especialmente susceptible.

-Ahora cualquiera te amenaza con denunciarte. Tal y como está la justicia, con unos retrasos terribles, no creo que sea lógico llevar asuntos tan vacíos, que casi parecen una broma, hasta los juzgados. Hay que ser serios. De entrada, no creo que se nos haya enseñado bien a querer a este país.

-¿Y podría remediarse?

-Por supuesto. Sobre todo con los cómics que se están haciendo sobre temas históricos. Con Los surcos del azar, de Paco Roca, que cuenta la historia de La Novena, la compañía española que ayudó a liberar París en la II Guerra Mundial, me quedé alucinado. Debería ser de lectura obligatoria para conocer nuestra historia, porque el medio, el cómic, permite llegar fácilmente al gran público, incluidos los jóvenes, con un rigor enorme.

-Le he escuchado decir que hay un cómic para cada persona.

-Es que es el modo perfecto para engancharse a la lectura, lo cual es fundamental a día de hoy, que tal y como están las cosas hace más falta que nunca que la gente lea. Afortunadamente, las bibliotecas ya están llenas de cómics.

«Los libreros somos canalizadores de cultura, no se trata solo de vender libros sin más»

La mente inquieta de Juan Carlos Sanmiguel le ha llevado a patrocinar al equipo de roller derby As Brigantias.

-¿Qué tiene que ver este deporte con el cómic?

-Mucho. Alita, el personaje de cómic que da nombre a nuestra librería, practica el rollerball, una especie de balón prisionero sobre patines que guarda cierta semejanza con el roller derby.

-¿Cómo apoyan a este deporte, por ahora, minoritario?

-Para sacar algo de dinero venden rifas en los partidos para sortear distintas cosas. Ahora, con el tema este del secuestro de Fariña, les hemos pasado un ejemplar que nos quedaba para que se sortee. Y el dinero que se consiga se va a destinar a la organización del campeonato mundial que van a celebrar en A Coruña. Van a jugar aquí los playoffs 28 equipos de todo el mundo, sobre todo americanos.

-Estas cosas trascienden su papel de librero...

-Precisamente tenemos libreros fantásticos, que tienen claro que tenemos que ser canalizadores de cultura, aportar algo más, porque si no la gente se va a ir a Internet para comprar los libros. Por eso organizamos presentaciones, talleres... No se trata solo de vender libros, las librerías somos mucho más que eso.

-Da la impresión de que el cómic siempre fue un medio que va por libre, que no sufre tantas presiones como otros...

-Bueno, te pueden pegar cuatro tiros, como pasó en Charlie Hebdo. El cómic puede ser peligroso porque llega a mucha gente.

-Recomiéndeme uno.

-Voy a tirar por cómic español, por Jan, el autor de Superlópez. Acaba de sacar de nuevo Don Talarico, su particular versión de la historia medieval.

«Vimianzo en viñetas» mostró el potencial y la situación de un sector

Concluyó en Soneira la exposición «Vimianzo en viñetas», una de las propuestas que integraron un mes entero dedicado al cómic, iniciativa que se llevó a cabo en colaboración con el Concello de A Coruña y, particularmente, con Viñetas desde o Atlántico. Desde el vestíbulo de la Casa da Cultura hasta la planta de la biblioteca pudieron verse ejemplares bien distintos: cómic gallego, internacional, viñetas famosas o tendencias como la de «Moderna de pueblo». A mayores de sesiones como la de Manel Cráneo, que repasó los orígenes y la situación de los dibujantes de cómic gallegos -trabajan a menudo con editoriales de fuera-, las visitas escolares permitieron descubrir un mundo a los pequeños y, sobre todo, incidir en la idea de que los cómics no son solo para niños. Los hay para adultos, con larga tradición en países como Francia o Bélgica.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Tal y como están las cosas hace más falta que nunca que la gente lea»