Alerta por la llegada de una ciclogénesis explosiva: la segunda parte de Beatriz

En el litoral coruñés y en el interior de Pontevedra podrían acumularse más de 80 litros en doce horas


redacción / la voz

La borrasca Beatriz (o al menos su primer núcleo) nos dejó registros que superaron todas las previsiones, tanto de lluvia como de viento. Según informa Ana Lorenzo, un pequeño tornado recorrió este jueves al mediodía el núcleo de Xalfas, en la parroquia muradana de Louro, provocando que cayeran sobre la carretera varios árboles y un poste de la luz, además de dejar otro partido y colgando de varios cables. El tornado vino acompañado de una tromba de agua que provocó que se anegaran las inmediaciones del colegio Ramón de Artaza, lo que obligó a intervenir a los miembros del GES de Muros. También fueron los encargados de retirar los árboles y el poste caído.

La inestabilidad no ofrece tregua. Hoy, otra potente borrasca volverá a impactar con fuerza en la comunidad, aunque la AEMET ha decidido no bautizarla como una independiente y considerarla un segundo núcleo de Beatriz. Está situada al oeste de Irlanda, tras un viaje por el Atlántico en el que perdió presión de forma brusca y por sus características se trata de una ciclogénesis explosiva

La Secretaría Xeral para o Deporte ha recomendado la suspensión de todas las actividades deportivas en el exterior en las zonas de predicción meteorológica afectada (el interior de Pontevedra, el suroeste y el oeste de A Coruña y A Mariña). La Axencia Estatal de Metereoloxía e Meteogalicia alertan de un fenómeno metereológico adverso de nivel naranja por lluvias intensas y fuertes vientos (superiores a los 100 kilómetros por hora), que comenzarán a las 12.00 horas del viernes y se prolongarán hasta las 00.00 del sábado. 

Según explican, la alerta afectará al interior de Pontevedra, el suroeste y el oeste de A Coruña y A Mariña. 

El frente activo que trae descargará tanto o más que  el primer núcleo de Beatriz. Hay avisos de color naranja en el interior de la provincia de Pontevedra y en el litoral de A Coruña por acumulaciones de al menos ochenta litros por metro cuadrado en doce horas.

Además, en el resto de las provincias atlánticas, en las zonas de montaña de Lugo y Ourense, y en el sur de la provincia ourensana, se esperan registros de 40 litros por metro cuadrado. La previsión también apunta a que podrían recogerse quince litros en solo una hora.

El viento soplará con mucha fuerza en la costa norte, donde las rachas podrían alcanzar los cien kilómetros por hora. Mientras tanto, en el litoral habrá un aviso naranja por mar combinada con olas de siete metros. La Xunta ha suspendido las actividades en el exterior de los centros escolares en las zonas afectadas por las alertas.

El temporal se mantiene mañana. Seguirá activo el aviso naranja por lluvias intensas en la provincia de Pontevedra y las montañas de Lugo y Ourense. El domingo entraría otro frente que provocaría un nuevo episodio de fuertes precipitaciones en el sur.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

Alerta por la llegada de una ciclogénesis explosiva: la segunda parte de Beatriz