La Alameda, Bonaval y Zeca Afonso están cerrados por el temporal

Las áreas de juego de las plazas de Galicia y Vigo tampoco son accesibles hasta que pase la borrasca Carlos

Cuando aguantar el paraguas se convierte en misión imposible La intensa lluvia y las fuertes rachas de viento han sorprendido y complicado el día a vecinos y visitantes de Santiago

El Concello de Santiago cerró los parques de la Alameda, Bonaval y Zeca Afonso (en Vistalegre), a partir de mediodía. La prohibición de acceso se extenderá también a los parques infantiles de las plazas de Galicia y de Vigo, en previsión de que los fuertes vientos puedan provocar la caída de árboles. Esta medida ya se adoptó anteriormente con la entrada de la borrasca Beatriz, y el Ayuntamiento considera que al llegar un frente de mayor intensidad deben extenderse los cierres. 

Igualmente pide precaución a los ciudadanos para evitar el paseo por zonas arboladas. Por ahora, el viento no es intenso, pero ya provocó la caída de un árbol en la rúa das Salvadas sobre un coche. El vehículo no sufrió daños y tampoco su propietaria, una joven de nacionalidad francesa que estudia Filología en la USC.

Por otra parte, en el capítulo de accidentes de tráfico, un hombre resultó herido al ser arrollado por un vehículo junto al semáforo del IES Rosalía. Sucedió ayer por la noche, hacia las nueve. Al parecer, la víctima fue trasladada con una pierna fracturada.

Beatriz vuelve a la carga y deja un reguero de incidencias menores

En el Psiquiátrico tuvieron que recoger el agua filtrada con papeleras y en San Clemente se formó una gran cascada

p. calveiro/ j. gómez

La borrasca Beatriz volvió a la carga y dejó un reguero de pequeñas incidencias en Compostela. Aunque se llegaron a acumular poco más de 15 litros por metro cuadrado a lo largo de la jornada de ayer, las precipitaciones continuas bastaron para hacer más de un roto en la ciudad.

Las lluvias de los últimos días afectaron especialmente a la unidad somática del Psiquiátrico de Conxo y provocaron que se anegase la zona de acceso al comedor de pacientes, denunció Comisiones Obreras. El sindicato reclamó reparaciones y obras de mantenimiento en este hospital y reprobó que la situación «non é descoñecida, as filtracións acontecen todos os anos nas mesmas datas». Insistió en que urge solucionar el problema, por la existencia de pacientes con limitaciones de movilidad que utilizan sillas de ruedas y andadores, y lamentó «que non se aproveitase o verán para proceder á reparación do teito».

La gerencia del área sanitaria quitó importancia a lo sucedido: «Producíronse unhas goteiras na cuberta do psiquiátrico que afectan ao teito dun corredor. A súa dimensión permite que sexan recollidas e non afecten ao chan, non hai inundación nin alagamento. Debido á situación de temporal destes días non se pode proceder a arranxar inmediatamente os danos».

Una de las imágenes más llamativas de la jornada fue la cascada que se formó en las escaleras de San Clemente desde primera hora de la mañana. El agua que brotaba del subsuelo, a la altura de la Travesa de Fonseca, formó un afluente con desembocadura en el cruce con la avenida de Raxoi. Por la tarde, operarios de Viaqua seguían en el punto tratando de solventar el problema, que obligó a picar el empedrado en lo alto de las escaleras.

La borrasca complicó, además, la circulación en los accesos a la ciudad y a la entrada de los colegios. La situación fue por momentos caótica en plaza de España, pues todos los semáforos que controlan las incorporaciones en ese punto estuvieron durante buena parte del día inoperativos, si bien no se pudo confirmar si se trató de un efecto colateral de la borrasca o relacionado con las obras de mantenimiento.

Vía cortada por un árbol caído

En los parques de bomberos de Santiago y Ordes no se registraron incidencias relacionadas con el paso de Beatriz. Sí en el de Arzúa, cuyos efectivos tuvieron que retirar un árbol que cayó en Melide, sobre A Ponte de Lamela, e interrumpió durante unos 20 minutos la circulación en ambas direcciones por este vial comarcal paralelo a la DP-4604. Sin embargo, no hubo que lamentar daños materiales, indican los bomberos.

Noche en vela en el operativo especial

El Concello de Ames montó un operativo especial debido a la alerta por viento y lluvia. Arrancó ayer y se prolongará durante toda la jornada de hoy. En él participarán la brigada municipal de obras y Protección Civil, cuyos efectivos se pasaron la noche de guardia para atender posibles contratiempos; al tiempo que se reforzarán los servicios de limpieza. El Ayuntamiento pidió que se extremen las precauciones al volante y que se aseguren los objetos en ventanas y balcones que puedan desprenderse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Alameda, Bonaval y Zeca Afonso están cerrados por el temporal