La Costa da Morte registra uno de cada cuatro varamientos en Galicia

La mayor parte de los animales que llegan al litoral son cetáceos


Carballo / la voz

La Costa da Morte registró durante a pasado año un total de 72 varamientos de los 296 contabilizados en el litoral gallego, según los datos facilitados por la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma). La franja que enlaza Arteixo con Carnota es una de las más prolíficas para este tipo de embarrancamientos. Esta cifra es muy superior a la media de avistamientos producidos durante el período 1990-2013, con un total de 49 ejemplares.

Las fuertes corrientes en la zona, los vientos y la influencia de los temporales son tres de los factores que más han incidido en el avistamiento de especies marinas. Pero los expertos también hacen hincapié en la gran riqueza biológica de la Costa da Morte para determinadas especies depredadoras.

Según las estadísticas de la Cemma, la mayor parte de los animales que vinieron a parar al litoral de la comarca son especies amenazadas. Ocho de cada diez animales atrapados son cetáceos, destacando sobre todo los delfines, los arroaces, caldeiróns y ballenas. La especie más afectada es el golfiño común, que representa un tercio de los registros. Pero en la Cemma han detectado una mayor presencia del cifio común, o ballena picuda, y el cachalote, especies relativamente poco frecuentes en la Costa da Morte por vivir en aguas muy profundas.

También es de destacar la mayor presencia de lobos mariños. Sobre todo en el 2014. En la comarca se registraron varamientos muy mediáticos como los de Raciño, Mariano, Mar de Fóra, Salgueiro o Fisterra, entre otros.

La mayor parte de estas especies marinas aparecieron en las playas o en las rocas muertos o en avanzado estado de descomposición. Muchos de ellos, según apuntan desde la Cemma, presentaban indicios de muerte por captura accidental en labores propias de la pesca.

La foca gris «Fisterra» regresa al Gran Sol

El macho de foca gris, o lobo mariño, Fisterra, localizado en la playa Mar de Fóra el pasado 5 de diciembre, partió ayer rumbo al Gran Sol. En concreto, en el palangrero con base en el puerto de Celeiro (Lugo), Rodríguez Parapar. La tripulación del pesquero lo traslada hasta la costa sur de Irlanda. La suelta de este mamífero marino está prevista para mañana.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Costa da Morte registra uno de cada cuatro varamientos en Galicia