Las redes sociales también son Jealsa

Francisco Brea
Fran Brea RIBEIRA / LA VOZ

BOIRO

Los mensajes de apoyo a la compañía en redes sociales son numerosos
Los mensajes de apoyo a la compañía en redes sociales son numerosos

Pocos minutos después de iniciarse el incendio en la planta de la conservera en O Bodión ya había comentarios de apoyo

12 may 2021 . Actualizado a las 09:04 h.

Desde que saltó la noticia de que en la fábrica de Jealsa en O Bodión se había declarado un incendio, las redes sociales también comenzaron a arder. Pero, en este caso las llamas no eran destructivas, sino todo lo contrario. Ante la desgracia sufrida, la conservera barbanzana puede, por lo menos, recuperarse de este mal trago sabiendo que no está sola. Los mensajes de apoyo a la firma afloraron por doquier y rápido nacieron dos hashtag que calaron en los usuarios de las redes: #todossomosjealsa y #todosconjealsa.

La empresa es uno de los grandes motores económicos de Barbanza y también es muy querida por el apoyo que presta a entidades sociales, clubes deportivos y múltiples iniciativas. Las muestras de afecto llegaron incluso desde Dubái, demostrando que a pesar de los kilómetros, hoy en día todos podemos estar más cerca. Hubo quien se ofreció a limpiar la fábrica o a sacar escombros, lo que hiciera falta para ayudar a una compañía que, destacaba, ha dado y sigue dando trabajo a muchas personas, por lo que ahora toca arrimar el hombro para agradecérselo.

Su grano de arena es lo que quiere poner la responsable de un negocio al anunciar que, a causa del incendio, «todas as familias que teñan algún membro no paro que sexa operario de Jealsa, no meu taller de costura se lle farán os arranxos de roupa de forma gratuíta, pagando só o custo do material». Un gesto de solidaridad con aquellos a los que el grave suceso les haya provocado estar, aunque sea de forma temporal, sin trabajo de la noche a la mañana.

Como no podía ser de otra forma, el mundo del deporte también se ha volcado con la compañía de Boiro, esa que tanto se implica con los clubes de la comarca. Desde el piragüismo hasta el fútbol, pasando por el remo, el ciclismo, el voleibol, la natación, el patinaje, el taekuondo...

Una lágrima

Muchas personas han llorado desde que las llamas quemaron unos 11.000 metros cuadrados de las instalaciones que la conservera tiene en O Bodión. Hasta en las redes sociales se han derramado lágrimas, y no solo utilizando emoticonos. Rápidamente, el tradicional logotipo de Jealsa, un pez que tiene un punto a modo de ojo, mostró su cara más triste al cambiar ese ojo abierto, que siempre mira hacia adelante, por un lágrima desoladora.

También la directora de relaciones institucionales de la compañía quiso pronunciarse a través de las redes para responder a los mensajes de ánimo y cariño que están recibiendo: «Gracias por vuestro apoyo. Ahora toca trabajar más unidos con un solo objetivo: levantarnos de nuevo y aún más fuertes Normalmente las empresas no tienen banda sonora, pero en nuestro caso A Rianxeira es la música que nos identifica y con la que comenzamos las celebraciones importantes. Por ello, hoy, más que nunca, levantemos la mirada y empecemos a trabajar la recuperación a un ritmo más pausado de nuestra canción».

No cabe duda de que Jealsa superará este bache y tampoco de que cuenta con el apoyo y la fuerza de toda una comarca para remontar el vuelo.

Políticos, empresas y diversas entidades también mandaron mensajes de ánimo y respaldo

Las muestras de preocupación, apoyo, cariño y ánimo también llegaron de políticos, otras empresas, sindicatos y diferentes asociaciones y colectivos. El propio día del incendio, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se desplazó hasta O Bodión para conocer de primera mano cuál era la situación y ver los trabajos de extinción. Al mismo tiempo, la nacionalista Ana Pontón seguía «con preocupación as consecuencias do incendio de Jealsa en Boiro. Todo o apoio para que non se perda nin un só emprego e poida retomarse a actividade canto antes. O meu recoñecemento ao servizos de extinción pola súa rápida e eficaz actuación».

El domingo fue el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, el que viajó al municipio boirense para trasladar su respaldo a la compañía y a los empleados y su disposición a colaborar: «É unha empresa de referencia para Galicia e debe contar co apoio de todos tras unha xornada na que o lume calcinou parte da planta».

También alcaldes de los concellos de la comarca recurrieron a sus redes sociales para expresarse, como el regidor de Rianxo, Adolfo Muíños, que trasladó «toda a nosa solidariedade, ánimo e afecto».

Desde A Pobra, Xosé Lois Piñeiro lamentaba el suceso: «Pésimas novas chegan dende Boiro: o incendio nas instalacións do Bodión de Jealsa. Moito ánimo á xente de Boiro e de toda a comarca».

La cuenta oficial del Concello de Noia publicaba: «Dende o Concello de Noia queremos mostrar o noso apoio a toda a directiva de Jealsa, a todos os traballadores e, en especial, aos veciños da vila que alí traballan». A los empleados de la fábrica también fueron dirigidos los mensajes de sindicatos como CC.OO. y UGT.

Compañerismo

Empresas de todos los sectores se solidarizaron con Jealsa. Desde el Grupo JJ Chicolino recordaban un suceso similar que sufrieron: «Este fin de semana nuestros vecinos y amigos del grupo Jealsa-Rianxeira han sufrido un devastador incendio en sus instalaciones de O Bodión. Sabemos de primera mano por nuestra experiencia en el 2009 la inquietud y ansiedad que genera a todos los implicados». La Asociación Boirense de Empresarios calificó el sábado como «un día moi triste».

Jealsa se ha ganado el cariño y respeto de muchos, como de las asociaciones Ambar y Amicos, que también quisieron estar al lado de la compañía en estos momentos difíciles.

Incendio en las instalaciones de Jealsa

«Jealsa es mi segundo hogar, me afecta mucho verlo así»

A. Gerpe

Sin poder contener las lágrimas, María Luisa contemplaba el domingo la imagen de las todavía humeantes estructuras calcinadas por el incendio que afectó a Jealsa. A su lado, una mujer la abraza y ella apoya la cabeza en su hombro buscando un consuelo que no encuentra. Pasan los minutos y el llanto incesante continúa. Transcurrido un tiempo, todavía con los ojos empañados, relata que comenzó a trabajar en la fábrica de O Bodión hace 26 años: «Este es mi segundo hogar, me afecta mucho verlo así».

Precisa que conoce bien cada palmo de las instalaciones porque transita por ellas de forma habitual. Su cometido consiste en la realización de labores de desinfección y limpieza.

Seguir leyendo