El sector inmobiliario cobra impulso con planes para nuevas edificaciones

Dos promotores ultiman la construcción de viviendas en el casco urbano de Ribeira


Ribeira / la voz

La compra de inmuebles experimenta en Barbanza una reactivación lenta, pero sostenida, durante el último año. Así lo manifiestan representantes de agencias inmobiliarias que operan en la comarca, quienes afirman que hay un repunte en las ventas que se está consolidando. Como ejemplo de que empieza a producirse movimiento en el sector tras un largo parón, varios de los profesionales consultados explican que en Ribeira hay dos proyectos para nuevas edificaciones que ya cuentan con licencia.

Una de las obras previstas se hará en un terreno existente frente a los juzgados, en una zona en la que ya hubo una propuesta de construcción que la crisis económica obligó a paralizar. La segunda tiene su ubicación en Abesadas, concretamente en las inmediaciones de la casa de la juventud. El empresario que la promueve explica que levantará ocho viviendas en una parcela de 250 metros cuadrados.

Su intención es que las obras comiencen el próximo mes. Reconoce que es una actuación arriesgada porque no ha realizado ventas con anticipación, pero asegura que es un buen momento para volver a empezar.

Tres habitaciones

Aunque todavía quedan muchas viviendas en el mercado, algunas sin estrenar y otras de segunda mano, pero prácticamente nuevas, los profesionales coinciden en manifestar que actualmente la mayor demanda es de pisos de tres dormitorios. Es una oferta prácticamente inexistente porque los pocos disponibles se han ido comprando.

Durante el bum constructivo, las obras se dirigieron a la realización de apartamentos pequeños con uno o dos dormitorios, pensados para segunda residencia. Aunque ahora también empiezan a aparecer inversores que buscan este tipo de pisos para alquilar, la mayoría de los clientes los quieren para habitar y demandan espacio.

Precisamente, en eso piensa la empresa que promoverá la obra de Abesadas, y que ya realizó otras en el barrio: «Temos vivendas feitas e sen vender, pero o que reclama a xente son tres cuartos, e non hai». Comenta que, en su caso, la propuesta es hacer domicilios de 100 metros cuadrados.

El pobrense Francisco Crusat coincide en que la demanda no se ajusta a la oferta y explica que también su empresa tiene dos proyectos con licencia, uno en A Pobra y otro en Ribeira. Sin embargo, reconoce que no observa en el mercado la estabilidad suficiente para dar el paso de poner las máquinas a trabajar.

En el caso ribeirense, Francisco Crusat señala que la actuación consistiría en levantar un edificio de 17 viviendas: «El próximo mes queremos hacer un sondeo para saber si hay posibles compradores. Incluso, estableciendo la posibilidad de que los interesados puedan llegar a algún tipo de compromiso».

Por su parte, Alfonso Gago, gerente de una inmobiliaria en Ribeira, explica que hay «tímidos movimientos del suelo». Al igual que los responsables de otras oficinas, precisa que pisos con más de 25 años de antigüedad que sí disponen de tres habitaciones carecen de salida porque el precio que piden sus propietarios es demasiado elevado.

Gago indica: «Inmuebles seminuevos de tres dormitorios pueden conseguirse en Abesadas por una franja que oscila entre los 110.000 y los 120.000 euros. Por otros más viejos se piden 80.000 o 90.000, no compensa».

«Los inversores buscan precio y ajustan mucho el importe a gastar»

La empleada de una agencia de Ribeira comenta: «Algo se está moviendo, aunque la gente mira mucho». Susana Moreira explica que hay dos tipos de clientes: los que quieren comprar para invertir y quienes buscan una primera vivienda. Sobre los primeros, precisa: «Buscan precio y ajustan mucho el importe a gastar».

Al igual que otros profesionales del sector, Susana Moreira comenta que la oferta actual no responde a la demanda, porque hay mucha vivienda turística y, sin embargo, lo que se reclama son domicilios para formar una familia y que proporcionen cierta comodidad.

Moreira recalca que, en el caso de las viviendas con más años, «algunas tienen unos importes demasiado elevados. Por poco más te compras una prácticamente nueva. Las que se ofrecen a un coste bajo sí que tienen mayor demanda entre los clientes. Todo depende un poco de lo que se busque».

Perspectivas (Sálvora)

Las perspectivas sobre el sector de la construcción a medio plazo son bastante buenas, aunque todos tienen claro que no regresarán tiempos pasados, en los que las grúas dominaban el paisaje barbanzano. Se habla ya de nuevos proyectos de construcción y hace tiempo que los promotores están tanteando el mercado. Lo peor es que todavía quedan muchos inmuebles sin vender que no tienen salida para la demanda actual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El sector inmobiliario cobra impulso con planes para nuevas edificaciones