«Dedícome ao teatro intensamente, non podería facer vida normal sen el»

Trabajó de peluquero y de fotógrafo, pero fue al jubilarse cuando este noiés recobró la ilusión con las artes escénicas


ribeira/la voz.

Actualmente es conocido en Noia y en el resto de la comarca por su relación con el teatro, puesto que ejerce de director y actor en Mutis, una compañía que él mismo fundó; pero Xoán Manuel Fernández ya tenía en el pasado gran relación con sus convecinos. Y es que las profesiones que desempeñó, peluquero y fotógrafo, son de las que invitan a relacionarse. Residió desde que era niño en Noia, sin embargo, reconoce que siente un gran cariño por su Portosín natal. De hecho, es en este municipio sonense donde Fernández tiene su rincón preferido, aquel al que acude cada vez que su apretada agenda se lo permite: «O castro de Baroña é un lugar extraordinario en moitos aspectos. Transpórtame a outra época, reláxame e é un dos poucos lugares que quedan sen contaminar. Vou menos do que desexaría, pero téñoo sempre na mente». A Xoán Manuel Fernández podría definírsele como una persona peculiar. No tiene ni quiere tener teléfono móvil ni coche, y ni siquiera es partidario de hablar de su edad: «Teño máis de 60 e menos de 80. A miña idade cronolóxica é moi relativa, pois eu considérome unha persoa moza, pois teño unha gran ilusión». Desde siempre Y esta gran ilusión no es otra que el teatro, una vocación que este noiés tuvo siempre, pero a la que, por circunstancias de la vida, no pudo dedicarse hasta su jubilación. Pese a ello, Fernández sostiene que su primer contacto con las artes escénicas tuvo lugar incluso sin que él mismo se enterara: «Ao longo de varios anos, nas festas de entroido, disfraceime de Charlot e de Napoleón, e paseime os días imitándoos. Co tempo, dinme conta de que xa entón estaba facendo teatro». Pero su gran incursión en este mundo se produce en 1974, cuando entra a formar parte del grupo Candea, perteneciente al Liceo de Noia: «Percorríamos toda Galicia sen dar abasto. As pezas que escribía Xosé Agrelo e que nós representabamos interesaban moito e temos actuado en dous pobos na mesma noite». Fernández estuvo con esta agrupación noiesa ocho años, «desde o principio ata o final», para pasar después a capitanear el grupo municipal de Noia Tiruleque. Confiesa que dejó esta compañía «porque se politizou demasiado». Fue entonces cuando empezó lo que para este noiés es como un sueño hecho realidad: Mutis, una compañía de teatro fundada por él, donde ejerce de director, pero también actúa en alguna de las piezas: «Teño máis ilusión que nunca e dedícolle todo o tempo que me é posible, xa que para min o teatro é como unha terapia. De feito, quixera incluso que me ocupara máis tempo». Y es quizás, con el fin de dedicarle más horas de su vida a las artes escénicas, por lo que Xoán Manuel se ha embarcado en un reto: montar dos obras de forma simultánea. Una de ellas es un clásico titulado La muralla y escrito por Joaquín Calvo Sotelo: «No seu día foi un texto que tivo un gran impacto a nivel nacional e do que chegaron a realizarse cinco mil representacións». La otra de las obras en las que está trabajando este director noiés es un texto que escribió un amigo suyo, Xosé Agrelo, antes de fallecer. Se trata de Triángulo escaleno : «Pepe era unha persoa á que eu quería e admiraba. Ten unha obra inédita e eu quero rematar o traballo que el comezou montándoa». La intención de Fernández es estrenarla en marzo, coincidiendo con un homenaje que se le tributará en Noia a Agrelo y que consistirá en un amplio programa de actividades, a desarrollar a lo largo de una semana. Creación Representando y dirigiendo obras, Xoán Manuel se siente en su salsa y descarta por completo dar el paso a la creación de piezas: «Nunca me atrevería, eu sempre dixen que para escribir teatro xa estaba Pepe». De hecho, el fundador de Mutis considera que, además de perder a una gran persona, con la muerte de Agrelo, Barbanza se quedó sin uno de los mejores escritores en el ámbito teatral: «Estou bastante decepcionado co que se crea actualmente en Barbanza, excepto algunhas excepcións, o que hai é mediocre, tirando a malo». Sin embargo, y para alegría suya, Xosé Manuel Fernández considera que a nivel de actores y compañías, el teatro está atravesando un buen momento en la comarca barbanzana. Que así sea por mucho tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Dedícome ao teatro intensamente, non podería facer vida normal sen el»