«El dinero de los arenales es muy fácil de ganar para un furtivo»

El dirigente del pósito crucense es partidario de conceder permisos de explotación a los toxicómanos que trabajan de forma ilegal para tratar de integrarlos en la sociedad


Carmelo Vidal Pérez volvió a ser reelegido patrón mayor del pósito de Cabo de Cruz. Ya con 17 años al frente de la entidad, es uno de los más veteranos de toda la comarca. Su larga trayectoria gestionando la cofradía le ha granjeado muchos amigos, pero también enemigos. Es una persona polémica debido a su fuerte carácter, y durante su mandato tuvo duros enfrentamientos con las agrupaciones de mariscadores que, en algunos casos, acabaron en los juzgados.

-¿Evolucionó mucho la entidad desde que está al frente?

-La verdad es que sí. Cuando entré en el pósito en el año 1992 la facturación del marisco no superaba los siete millones de pesetas anuales. En el ejercicio pasado fue de 3,7 millones de euros.

-¿Es el marisqueo la principal actividad del pósito?

-A día de hoy sí, aunque en este puerto tiene una gran importancia el cultivo de mejillón. Pero el marisqueo es nuestra principal baza y nos volcamos precisamente en esta especialidad. Hay que recordar que tenemos entre el colectivo de a pie y a flote unos trescientos productores, y todos los años mejorando resultados. Nuestra intención es ir ampliando y diversificando recursos. En las próximas semanas podremos explotar por primera vez navaja, que nos fue concedida recientemente, pues tenemos importantes bancos naturales de este bivalvo en nuestras concesiones.

-¿Qué le falta al marisqueo en Cabo de Cruz?

-Lo que necesitamos es más semilla, pues en los últimos años no hay cría de almeja en el mercado para comprar, en especial de la babosa. Por eso, nos cuesta trabajo realizar siembras.

-Uno de sus principales problemas es el furtivismo, ¿cómo está la situación en la actualidad?

-Cada vez tenemos más furtivos en nuestras playas. Cada noche aparecen entre diez y quince personas por nuestros arenales. Es una auténtica plaga y creo que difícil de atajar.

-Es difícil de atajar, pero ¿se puede mitigar?

-Si todos ponemos interés, claro que sí. Pero para eso tenemos que implicarnos todos; además de nosotros, la Administración.

-Entonces, ¿la Xunta de Galicia no colabora?

-La verdad es que no mucho. Apenas tienen personal y la delegación territorial de Ribeira es muy grande. Necesitamos más apoyo. Eso sí, tenemos que agradecer la colaboración de la Guardia Civil de Boiro, pues cuando llamamos están ahí en la playa con nosotros echándonos una mano.

-Ustedes ya conocen a casi todos los ilegales.

-Claro que sí. La mayoría son de por aquí, pero también hay grupos que vienen de otras localidades como Noia, Rianxo y Aguiño. También vienen bastantes toxicómanos.

-¿Qué haría usted con toda esta gente?

-Lo que hay que hacer es ayudarles. Nosotros estamos dispuestos a darles el carné de mariscador para que puedan trabajar de forma legal, pero eso ya no depende de nosotros. Además, los tendríamos controlados. Ellos ya nos dicen que prefieren trabajar de forma legal antes que seguir de furtivos.

-¿Porque cree que hay tantos furtivos?

-El dinero de los arenales es muy fácil de ganar para un furtivo, pues en una hora puedes sacar unos cien euros.

-¿Cuáles son los motivos por los que eligen las playas de Cabo de Cruz?

-Porque tenemos unas playas que quedan en seco y es fácil llegar a ellas. Además, son de las más ricas de la comarca y tienen marisco todo el año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«El dinero de los arenales es muy fácil de ganar para un furtivo»