Vivir sin permiso... en A Laxe

José Ramón Alonso de la Torre
J.R. Alonso de la torre REDACCIÓN / LA VOZ

VILAGARCÍA DE AROUSA

MONICA IRAGO

El caso de Soledad nos recuerda que la realidad es como el guion de una serie

07 oct 2018 . Actualizado a las 09:16 h.

Durante los dos últimos veranos, he escuchado muchas anécdotas en Vilagarcía sobre los encuentros en el supermercado con los actores Álex González y José Coronado. Estas minucias despertaban una lógica expectación ante el estreno de la serie que rodaban en la comarca. Así que hace dos lunes, nos sentamos frente al televisor para ver cómo trataban en Tele 5 «el tema», nuestro tema, ese narcotráfico que primero negamos, luego fue lacra y ahora, ya ven, se ha convertido en atractivo turístico.

Desde aquella Sardiñeira de Matalobos, la serie gallega que por primera vez trató el narcotráfico en la ría, estrenada en abril de 2009, hasta esta Oeste por donde se mueven José Coronado y Álex González, convertidos en el capo Nemo Bandeira y su lugarteniente Mario Mendoza, pasando por Fariña, la serie que ha popularizado «el tema» en España hasta límites que no se imaginan en Galicia... Desde Sardiñeira hasta Oeste, Vilagarcía y O Salnés han sido retratados en televisión como el epicentro de un mundo siniestro de códigos de silencio, violencia, riesgo, presiones, boicots, miedo y muerte.

Quienes conocimos esos años duros, cuando el narcotráfico campaba a sus anchas y nadie en Madrid hacía caso a los avisos que llegaban desde Arousa, sabemos que aquí no vivíamos en el infierno. Simplemente, había dos realidades paralelas: por un lado, el mundo del narcotráfico y por otro, el mundo de los demás, que vivíamos, en general, ajenos al problema y a sus consecuencias. Es más, aquellos dos mundos se juntaban cuando acudíamos a las zapaterías, las tiendas deportivas, los locales de hostelería y otros negocios de los narcos, donde encontrábamos oportunidades y precios imbatibles.