Las otras estrellas del programa de Calleja

Bea Costa
bea costa A ILLA/ LA VOZ

A ILLA DE AROUSA

MONICA IRAGO

Tras la emisión del domingo, sus teléfonos no pararon de sonar y hasta hubo quien les pidió un autógrafo

14 nov 2017 . Actualizado a las 10:13 h.

Es el poder de la televisión. A Petote, María, Julián y demás protatonistas del programa de Calleja no paró de sonarles el teléfono desde el domingo a las nueve y media de la noche. ¿El motivo?, su aparición en Volando Voy, que emite Cuatro. Imposible pasar desapercibidos. Uno de los programas con más audiencia de la televisión en España sobrevoló A Illa para mostrar su paisaje y como se trabaja el mejillón. Calleja no podía elegir sitio mejor.

La isla enclavada en el corazón de la ría es el puerto donde se descarga más mejillón en Galicia y allí lo recibieron con los brazos abiertos. Que se lo digan a Javi, el patrón del Cobecho, que puso su barco a disposición del equipo durante días. Y a Julián, Nelo, Natalia, Benita y María, que estuvieron dispuestos para grabar en cuanto se lo pidieron.

«Chamáronme de Albacete, do País Vasco, de Palencia, de Valladolid..., de todo canto sitio hai», comenta Julián. Y a los demás, de Suiza, de Estados Unidos... «Nas redes sociais foi trending topic», afirma una de las mariscadoras y, con semejante éxito, adiós al anonimato. Julián se quedó estupefacto cuando ayer por la mañana acudió a la comisaría de Vilagarcía a renovar el carné y le reconoció una policía y a María incluso le pidieron un autógrafo cuando ayer fue a consulta al Hospital do Salnés. Ambos sabían lo que es ponerse ante las cámaras -«este verán fartámonos de facer programas de televisión», cuenta la mariscadora-, pero nunca hubieran imaginado que la tele fuera a hacerlos famosos por un día. Y mucho menos Benita, que a sus 78 años se vio metida en esta aventura. Más que hubiera. Cuando les preguntamos si repetirían la experiencia, ella no lo duda. «Siiiiii», responde con esa voz dulce y cantarina que enamoró a Calleja y compañía. Sobre todo, si la vuelven a llevar en helicóptero, sin duda, lo mejor de su paso por la tele.