El librero arousano que reta a Amazon

Meganova quiere demostrar que los libros, en Internet, no son más baratos


vilagarcía / la voz

Miro Leiro trabaja entre libros y papel. Entre bolígrafos, material escolar, productos de oficina... Su negocio, Meganova, se ha ido adaptando con el paso del tiempo a las nuevas circunstancias de un sector al que, como a tantos otros, Internet le ha comido terreno. Pero Miro no se rinde. Libra la batalla por el futuro del negocio en todos los frentes posibles. Así que el mismo Miro que enseña a sus clientes los distintos tipos de pintura escolar que tiene en la tienda, el mismo que recomienda el compás más adecuado para el instituto, o la calculadora más usada en Primaria, se ha embarcado en el uso de las nuevas tecnologías. Si no puedes con tu enemigo, únete a él, ¿no? Y no solo utiliza el Whatsapp para recibir pedidos y gestionar entregas, sino que también ha decidido emprender una batalla para desmitificar las compras a través de Internet.

Por eso, toda aquella persona que entra en su tienda se encuentra con varios carteles y con un reto: Si es capaz de encontrar en Internet un libro de lectura más barato que en Meganova, Miro le devolverá el dinero. El cartel ha generado comentarios y preguntas. Hace unos días, cuenta el hombre de detrás del mostrador, «un cliente se llevó un libro y al cabo de un rato volvió enseñándome el teléfono. ‘Pues es verdad que no es más barato', me dijo. Había ido a mirarlo y se convenció al comprobarlo él mismo».

Por ley

Miro juega sobre seguro. El precio de los libros de lectura, en España, está condicionado por un decreto del año 2007, en virtud del cual el editor de un volumen debe establecer «un precio fijo de venta al público o de transacción al consumidor final». Dice la norma, también, que «el precio de venta al público podrá oscilar entre el 95 % y el 100 % del precio fijo». Es decir, nadie puede ofrecer un descuento que vaya más allá del 5 %. Así que, asumiendo ese porcentaje de oferta, Meganova garantiza que sus precios son los más bajos del mercado.

«La gente compra en Amazon, se hace Premium y se cree que ya está, que todo lo que compre ahí va a ser más barato. Ya ni compara precios ni nada. Y en los libros, como en otras muchas cosas, no es verdad que a través de Internet los vayas a conseguir más barato. No es cierto», señala Miro Leiro, que invita a los consumidores a gastar su dinero de forma cuanto más consciente, mejor.

Sabe el responsable de Meganova que su batalla no es nada fácil. Pero vale la pena librarla: es una batalla por la supervivencia de comercios pequeños, como el suyo, que contribuyen a mantener vivas las ciudades, que dan empleo a mucha gente. ¿Realmente esa oferta que ha visto en Amazon le compensa?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El librero arousano que reta a Amazon