Deberes para una mayoría absoluta en Vilagarcía

La rotunda victoria de Alberto Varela eleva el listón de los desafíos para el siguiente mandato


vilagarcía / la voz

Una mayoría absoluta no es un cheque en blanco, pero establece las mejores condiciones imaginables para el desarrollo de la acción política. Este es el primer reto al que el alcalde socialista, Alberto Varela, enfrentará en su segundo mandato al frente de Ravella, ahora con doce concejales y sin necesidad de negociar con la oposición para hacer valer sus puntos de vista. Consiste en no dejarse llevar por los cantos de sirena de la torre de marfil en la que la casa consistorial puede acabar convirtiéndose.

El punto de partida es, con todo, la aprobación de los presupuestos de este año, que el grupo de gobierno debería llevar a pleno sin demasiada demora, una vez constituida la corporación en el pleno del sábado que viene.

A partir de ahí, los ciudadanos podrán comenzar a exigir el cumplimiento de unos compromisos electorales que la consecución de la mayoría absoluta coloca en un listón muy alto. Algunos de ellos dependen de lo que hagan, directamente, los doce representantes del puño y la rosa que se sentarán en Ravella. El plan urbanístico, la prolongación de las humanizaciones, el refuerzo del bienestar social o el diseño de una estrategia turística razonable y atrayente, así como de una política cultural lúcida, militan en esta categoría. Para la consecución de otros resultará imprescindible la colaboración del resto de las Administraciones. Todos tenemos en la cabeza la polémica sobre la ubicación del nuevo centro de salud -que el actual se cae a pedazos nadie sería capaz de discutirlo-, la insistencia en la coordinación de las estaciones de autobuses y ferrocarril o el futuro del muelle de O Ramal, sin ir demasiado lejos.

Como marco dentro del que todo se mueve, el Plan Xeral de Ordenación Municipal, cuya tramitación y aprobación deben ser acometidas de forma definitiva en los cuatro años que quedan por delante. Lo que sigue es, en resumen, una muestra de los deberes que les aguardan a Varela y a los suyos. El verano ha llegado.

Las condiciones para la bici como medio de transporte

Desde el inicio del anterior mandato, varios de los esfuerzos del gobierno local se dirigieron a establecer un ritmo distinto para el transporte público. Los bonos del Vaibus y el Vaibus+, la primera línea propia que comunica Vilagarcía con el Hospital do Salnés, se acompañaron de la recuperación del servicio Vaibike de alquiler de bicicletas. Ravella se compromete, ahora, a ampliar estaciones y establecer una red de ciclovías en los principales ejes de comunicación del municipio.

CICLOVÍAS

Ampliación de la red de carriles bici, con especial atención a los paseos marítimos y al entorno urbano. Destaca, en este sentido, la creación de las ciclovías.

VAIBIKE Compromiso de mejorar el sistema de alquiler público de bicicletas Vaibike, con la instalación de una decena de nuevas estaciones. Dotación de bicicletas eléctricas y adaptadas para mejorar el servicio.

Con la vista puesta más allá del centro

Las peatonalizaciones son una de las banderas que ha enarbolado el gobierno socialista en los últimos cuatro años. La conclusión de las obras de la plaza de la Independencia, de la segunda fase de Matosinhos, Carril y Vilaxoán completarán el mapa que Varela planteó en el 2015. Los retos apuntan en dos direcciones. En primer lugar, en la continuación de la humanización del centro de la ciudad y en los espacios que pueden ganarse para los peatones. Pero también en la actuación en otras zonas del municipio. O Piñeiriño será la prueba.

EXTENSIÓN

Conclusión de las humanizaciones en marcha de Vázquez Leis (Vilaxoán) y Cervantes (Carril), además de intervenciones en las principales calles del barrio de Os Duráns, en la calle Aduana (Carril) y O Piñeiriño.

APARCAMIENTOS

Ampliación de la red de estacionamientos disuasorios de uso libre y gratuito.

La gran asignatura pendiente es un arenal

Vilagarcía dispone de una playa urbana kilométrica, la que une el centro de la ciudad con Carril, a la que nunca ha extraído todo su potencial. Veinte años después de la construcción del paseo marítimo, Ravella debe gestionar la conclusión de la renovación de su calzada y hacer realidad el carril bici. Su compromiso es generar, también, una zona de piscinas naturales. La capital arousana espera, por último, la inversión millonaria en saneamiento que la Xunta anunció hace años.

A CONCHA

Mejora de la playa urbana de A Concha-Compostela con la creación de una zona de piscinas naturales con agua salada.

O CON

Compromiso de llevar a cabo las gestiones necesarias para tratar de liberar la desembocadura del río de O Con. Actualmente, ocupada por un relleno y un concesionario. El Puerto se ha comprometido a trasladarlo si el proyecto prospera.

Un albergue y el balneario en cola

EL CAMINO

Creación en Carril de un albergue público asociado al Camino.

ALOBRE Continuación de la excavación del castro y difusión del origen de la ciudad

MUSEO Potenciación del Museo do Tren.

El más interesante de los compromisos programáticos del PSOE en esta materia es la creación de un albergue público asociado al Camino de Santiago. Se aprovechará, para ello, la infrautilizada casa de cultura de Carril. Pero ahí está también el balneario de A Compostela. Ravella debería buscarle un uso.

El reto de reactivar la Vilagarcía industrial

SUELO

Dotación de mayor suelo industrial a través del Plan Xeral de Ordenación Municipal, demandando la implicación de la Administración autonómica.

CARRETERAS

Defensa ante el resto de Administraciones del desdoblamiento de la carretera entre Vilagarcía y Pontevedra.

AYUDAS

Trabajo con instituciones y organizaciones empresariales para abrir líneas de financiación.

Las competencias directas que un Concello puede ejercer en materia de creación de empleo se establecen, en la mayoría de los casos, a través de otras Administraciones. Pero eso no quiere decir que no exista un margen de actuación. De momento, Ravella se ha comprometido a trabajar en la ampliación del polígono empresarial de O Pousadoiro, algo que no forma parte, precisamente, de las prioridades de la Xunta. También a fortalecer programas como el Doing Business para la aplicación de bonificaciones fiscales a empresas instaladas en el municipio, con la vista puesta en la creación de nuevos puestos de trabajo. Ampliar la base laboral y reactivar la Vilagarcía industrial. Se trata de uno de los mayores retos a los que se enfrenta la capital arousana en su conjunto, y la Administración municipal en concreto.

La aprobación del interminable PXOM

Las normas urbanísticas que permanecen vigentes en Vilagarcía se remontan al 2000, momento en el que el equipo de Javier Gago aprobó el PXOM que lleva en revisión más de diez años. Todo lo que podría haber salido mal ha salido mal. Comenzando por una secuencia anormalmente activa de cambios en la legislación del suelo en Galicia, que exigen las correspondientes adaptaciones, y acabando por la venta de la ingeniería que redactaba el documento a una corporación china en absoluto interesada en este tipo de trabajos.

Un plan urbanístico es, fundamentalmente, la hoja de ruta sobre la que debe desarrollarse una población. Distribuyendo usos, abriendo unas posibilidades y cerrando otras. Estableciendo márgenes que deben ser respetados, apostando por la protección patrimonial y natural. Ordenando las diferentes actividades que pueden llevarse a cabo. Y marcando las condiciones, en definitiva, del crecimiento y la generación de riqueza. El equipo de Alberto Varela accedió al gobierno municipal con el objetivo de avanzar en la aprobación inicial de un documento cuya tramitación se había frenado en el mandato anterior. Los socialistas, sin embargo, no lo consiguieron. Es, sin ningún tipo de duda, una de las grandes asignaturas pendientes del PSOE en la capital arousana. Lograr la aprobación definitiva del documento a lo largo de los próximos cuatro años debe constituir una de las prioridades del regidor.

LOS PLAZOS

Si nada se tuerce, y no parece que deba hacerlo, el gobierno socialista tendría que estar en condiciones de someter el PXOM a aprobación inicial antes de que concluya este año. De ser así, Ravella abriría a continuación el largo período de alegaciones que requiere un documento de este calado. Las previsiones de Ravella pasan por que el plan urbanístico sea aprobado definitivamente este mandato.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Deberes para una mayoría absoluta en Vilagarcía