Aseos sin puertas para que no duerman «sintecho» y para disuadir a drogadictos

La Voz VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Los aseos de la estación de buses de Viveiro sin las puertas exteriores llaman la atención de los usuarios
Los aseos de la estación de buses de Viveiro sin las puertas exteriores llaman la atención de los usuarios Xaime Ramallal

El estado de la estación de buses de Viveiro divide a la Xunta y al Concello

08 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«Para evitar que personas sen teito pernoctasen alí, retiraronse as portas dos baños», aseguran desde la Consellería de Infraestruturas. Fuentes que conocen de cerca el día a día de la estación de buses de Viveiro añaden que cuando tenían puertas, dentro se sucedían los líos entre drogadictos, por trapicheos o consumo de estupefacientes. También se denunciaron episodios de vandalismo en octubre del año pasado, cuando aparecieron dos váteres rotos, suelos, paredes y lavabos manchados con excrementos y vino, así como una planta arrojada dentro del fotomatón ubicado en el exterior del edificio.

Sea cuál sea el motivo, lo cierto es que los aseos de mujeres y hombres (el destinado a personas con discapacidad está cerrado y hay que pedir la llave para utilizarlo) carecen de puertas exteriores, lo que llama la atención ciudadana y es una de las razones por las que el Concello demanda soluciones a Infraestructuras. También es una de las discrepancias entre el gobierno municipal y la citada consellería sobre el estado de la estación de buses.

«Deficiencias»

Usuarios confirman que permaneció cerrada más de un fin de semana, que las taquillas de Arriva «sempre están pechadas e non teñen nin os horarios ben» y que casi todos los locales comerciales están vacíos, funcionando la cafetería y una agencia de viajes.

Según el Concello, «as instalacións presentan deficiencias, ademáis de carecer dun correcto servizo de limpeza». Para el Concello, «faise especialmente notable nos aseos, estando dispoñibles unicamente un para homes e tres para mulleres». Además, prosigue, «os usuarios tamén adoitan queixarse pola falta de material hixiénico», y detecta «falta de mantemento do pavimento». Según Infraestruturas, «non existe un desmantelamento da estación, senón que se atopa coidada e limpa»

Sobre las taquillas, desde Infraestruturas afirman que «hai unha operativa e servizo de venda de billetes no autobús», añadiendo que recientemente «tamén se colocaron unhas pantallas electrónicas para reforzar a información sobre as chegadas e saídas dos autobuses, horarios, servizos e liñas dispoñibles». Usuarios cuentan que las pantallas «non funcionan».

El Concello critica la «carencia dun servizo de información ao que acudir para coñecer a dispoñibilidade das liñas, os horarios, etcétera, o que provoca un grave prexuízo para os veciños ou visitantes, ao non poder obter esta información de forma presencial nin chamando ao teléfono».

Infraestruturas y Concello coinciden al citar la reciente inversión de la consellería, desde donde dicen haber dedicado 221.300 euros a «obras de reforma integral». Citan la sustitución de la cubierta del edificio y otras actuaciones en la dársena, además «da mellora e acondicionamento no interior do edificio, que afectaron principalmente aos falsos teitos e aos aseos».

Licitarán la concesión

Para el Concello, las «deficiencias» se deberían a que la concesión de la estación «a Arriva» venció en el 2013. Hasta ese año, esa empresa de buses se la había subcontratado a la agencia de viajes ubicada en el recinto. Aunque desde entonces «Arriva non mantén ningún tipo de contacto coa subcontrata, [esta] de forma voluntaria continúa realizando unhas mínimas labores de mantemento e limpeza».