El comité de Alcoa: «Ya no se puede esperar más, el Gobierno tiene que actuar ahora»

Trabajadores de Alcoa irán a votar este domingo en dos turnos y en traje de faena

s. c.
CERVO / LA VOZ

«No se puede esperar más, necesitamos que el Gobierno se posicione ya ante la posibilidad de una nacionalización o una intervención si no queremos que el futuro de A Mariña lo decida una multinacional».

José Antonio Zan, presidente del comité de empresa de Alcoa por CC.OO., desde la planta de San Cibrao puso ayer la pelota sobre el tejado del ejecutivo de Pedro Sánchez, que debe ser el próximo en mover ficha. «Todos los partidos se han mostrado favorables a la intervención o a la nacionalización, desde BNG hasta PP, solo falta el Gobierno», expresó Zan.

Ante el hecho de que el propio Gobierno haya dado un ultimátum a Alcoa para que se haga cargo de la planta o para que deje espacio a otra empresa, el presidente del comité se lamenta de que sin consecuencias, «un ultimátum no sirve de nada». Se refería a que esta semana el secretario general de Industria, Raúl Blanco, daba un ultimátum esta semana a Alcoa para que acceda a vender la fábrica, explicando que hay un inversor interesado. Alcoa ya dio a entender claramente que no ve factible la venta.

El comité tiene las esperanzas puestas en el debate que tendrá lugar la semana que viene en el Congreso a propuesta de Néstor Rego, diputado del BNG; creen que puede servir para que el ejecutivo tome posición y desbloquee así la situación de la fábrica.

Asimismo, a través de la voz de Zan, los sindicatos creen que el hecho de haber sido considerados estratégicos al inicio de la pandemia del covid-19, bien merece que en este contexto pasen a ser vistos como «estratégicos, pues España no puede depender del extranjero para obtener aluminio».

Desde el comité expresan también que es Alcoa quien no está permitiendo avanzar la negociación, al negarse a cualquier idea que no sea el cierre, algo que no se plantean. «Lo que necesitamos es un marco energético y estabilidad para la fábrica».

Por todo ello, los obreros anuncian que votarán el domingo (a las 12.00 y a las 18.00 horas, según el turno) vestidos de faena para visibilizar así su situación: la amenaza de cierre.

El lunes, una carrera de «mil kilómetros, uno por cada obrero despedido»

Desde las 8.00 horas del lunes organizarán una carrera en la que trabajadores y vecinos podrán participar previo aviso a los sindicatos. El objetivo es correr cada uno un kilómetro -por cada obrero despedido, esa amenaza- en la puerta de la planta. Dejan claro que las medidas anti-covid están garantizadas. Para el martes anuncian una acción sorpresa y para los siguientes días más protestas sorpresa que todavía no pueden desvelar.

Por otra parte indicar que hoy trabajadores de las auxiliares de Alcoa entregarán sendas cartas a los alcaldes de Cervo y de Foz, a las 10 y a las 11.30, para que las remitan a su vez a las distintas Administraciones para que la plataforma de las empresas auxiliares sea escuchada.

Son centenares los trabajadores de las auxiliares que ven igualmente amenazado su puesto de trabajo si Alcoa materializa, como parece, el despido colectivo en la planta de Aluminio. El efecto dominó sobre muchas de las auxiliares que se encargan de tareas de mantenimiento en esa planta de aluminio tendría graves consecuencias: la plataforma estima que podría afectar a unos 300-400 trabajadores de las empresas auxiliares. Sería terrible para muchas familias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El comité de Alcoa: «Ya no se puede esperar más, el Gobierno tiene que actuar ahora»