Todo por decidirse en Navalcarnero

El Burela fue mejor que el Atlético en todas las facetas excepto en el acierto goleador

La plantilla burelista al completo posa antes de comenzar el partido.
La plantilla burelista al completo posa antes de comenzar el partido.

BURELA / LA VOZ

La Supercopa de España se resolverá en La Estación. Burela-Pescados Rubén y Futsi Atlético de Madrid Navalcarneroprotagonizaron una vibrante batalla sin descanso entre dos de los mejores conjuntos españoles de fútbol sala femenino. Sin embargo, la diferencia entre ambos no fue la suficiente para que la competición se decantase.

El partido de ayer se resolvió con empate a dos y con los dos conjuntos dejando claro a su rival que van a tener que sudar mucho para poder alzarse con este trofeo. La resolución final llegará el próximo sábado a partir de las 17 horas, en el polideportivo madrileño de La Estación. La ventaja es mínima para el conjunto de Andrés Sanz, ya que los goles marcados fuera valen doble, por lo que cualquier empate a menos de dos tantos valdría a las madrileñas.

Y eso que las mariñanas fueron mejores que su rival, al que desarbolaron con una presión muy alta que pocas veces pudieron superar las colchoneras. Las más en una primera mitad donde las burelistas llegaron más, pero las madrileñas lo hicieron con más peligro.

Con poco más de un minuto de juego, Shiori ya tuvo en sus pies la primera ocasión gracias al método que tan bien funcionó ayer a las mariñanas. Peque recuperó el balón en cancha contraria y cedió para la japonesa, que no acertó a disparar. Poco después fue Claudia la que robó la cartera a las atléticas en la salida y probó un disparo que forzó a Estela a intervenir por primera de las incontables veces que luego tuvo que hacerlo.

Sin embargo, en la primera aproximación peligrosa del Atlético, con cinco minutos de juego, Maite se fue al suelo para interceptar un pase en el área y el balón le rebotó en la mano. Los colegiados lo entendieron como penalti y Ari lo transformó para poner en ventaja a las suyas.

Un gol que no cambió en nada el guion del encuentro, por eso, poco después pudo empatar el Burela exprimiendo la receta diseñada por Lucas para derrocar a las vigentes campeonas de todo en el fútbol sala femenino nacional. Fue Gaby la que interrumpió la salida de pelota colchonera. La brasileña cedió el balón a Peque, que se inventó el empate. Pegó un punterazo raso desde fuera del área ante el que nada pudo hacer Estela.

El tanto de la pichichi burelista espoleó a las colchoneras, que consiguieron crear peligro con mucha mayor facilidad sobrepasado el ecuador de la primera mitad. Sus mejores tentativas llegaron con un barullo en el área burelista que salvó primero Jozi y después Peque, y luego en un pase de la muerte de Ari a Desirée que la arquera brasileña interceptó de forma providencial.

Para la segunda parte, las mariñanas intensificaron su ritmo y mejoraron con creces a su rival. Les sobraron ocasiones para reflejarlo en el marcador. Pero les faltó suerte con un balón que se paseó cerquita del palo después de un pase de Peque al que Ceci, con la puntera, llegó antes que la guardameta Estela en su precipitada salida.

También le faltó suerte a Gaby en un despeje que se convirtió en un pase perfecto para que Marta Pelegrín, sola, empujase el balón a la red y volviese a adelantar a las madrileñas.

Lo que no le faltó al Burela fue carácter, pues de nuevo se repuso del mazazo inmediatamente. No habían transcurrido ni 30 segundos desde el segundo gol colchonero cuando Ceci aprovechó una jugada de córner para marcar su primer tanto como burelista en un disparo desde fuera. Quedaban todavía trece minutos y en ese tiempo el trabajo de Estela se multiplicó.

Recuperó el instinto de ataque el Atlético en el tramo final y obligaron a Jozi a sacar a la palestra su mejor versión. Primero con una doble parada a Ari y luego con un mano a mano salvado ante Amelia. En la contra de este último, lanzada con rapidez por Peque, tuvo el tercero Maite, pero el palo evitó que el Burela se vaya con ventaja a Madrid.

FICHA TÉCNICA

Burela-P. Rubén: Jozi; Peque, Gaby, Bea Mateos y Shiori -quinteto de inicio-. También jugaron Claudia, Ceci y Maite.

Atlético Navalcarnero: Estela; Ari, Leticia, Ju Delgado y Amelia -quinteto inicial-. También jugaron Marta Pelegrín, Rocío Sevilla y Desirée.

Goles: 0-1, min 5: Ari. 1-1, min. 8: Peque. 1-2, min. 27: Marta Pelegrín. 2-2, min. 27: Ceci.

Árbitros: Amor Vizoso (Ferol y Darriba Villamor (Lugo). Amarilla para las burelistas Gaby y Maite y las atlética Ari.

Incidencias: Unos 700 aficionados en Vista Alegre. Minuto de silencio por el trágico suceso en el rali de A Coruña.

Maite mandó un balón al palo cuando restaban menos de dos minutos para el final

El valor doble de los goles fuera casi obliga a las burelistas a ganar en La Estación

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Todo por decidirse en Navalcarnero