Otros la liaron como Enrique Iglesias

Numerosos cantantes han sufrido los abucheos del público en Galicia

.

Un totum revolutum de infortunios sobre el escenario impidieron que el público de Santander viviera la experiencia religiosa de ver a Enrique Iglesias cantar sus éxitos más sonados, aunque para más de uno lo que se vivió el sábado por la noche en El Sardinero se convirtiera en algo paranormal. El público del concierto, que tildó de «atraco» el recital del intérprete de Súbeme la radio, no daba crédito ante el supuesto playback y el escaso interés que el artista mostró por los asistentes durante las diez canciones de la actuación -otra de las quejas, por cierto, la duración del concierto-. No obstante, muchos son los artistas que han hecho enfadar al público, que a más fanático, más exigente. Y en Galicia no nos duelen prendas a la hora de pedir rigor. Para muestra, varios botones.

Miguel Ríos

Escoltado en Samos (2004). El granadino tuvo que lidiar con uno de los tragos más amargos para el público: la suspensión de un concierto por lluvia. Aunque acostumbrados a los chuzos, los gallegos se resisten a que les cancelen sus eventos favoritos por una cuestión climatológica, sobre todo, cuando a los artistas se les ofrece una alternativa para agradar a su público. A Ríos, que tenía previsto actuar en Lampazas (Samos), le propusieron dar el concierto en un camión, ya que la tormenta impedía que se celebrara al aire libre. Se negó y abandonó la aldea escoltado mientras le abucheaban. 

Serrat y Sabina

«Overbooking» en Pontevedra (2007). Cerca de un millar de personas se quedaron fuera de la plaza de toros de Pontevedra pese a haber pagado la entrada del concierto. La organización decidía cerrar las puertas del recinto sin ton ni son, dejando fuera a cantidad de fans que, airados, la emprendieron con contenedores y vallas de plástico contra la puerta del tendido. Se tramitaron cerca de doscientas denuncias. Días antes los artistas suspendían su concierto en el Obradoiro, una vez más, a costa de la lluvia y los fans no lo perdonaron.  

Manolo Tena

El que no debió celebrarse (2010). «Perdón por s¡ no estuve a la altura de las circunstancias». De esta manera se disculpaba el artista de Badajoz hace diez veranos tras su fatídico incidente en el concierto de Cee. En la actuación, muchos se quejaron del supuesto estado en el que se encontraba el cantante, que le impedía hablar y cantar con claridad. 

Tony Lomba & Dos Santos

La controversia en Caldas (2010). El festival Cultura Quente, de Caldas, fue testigo en el 2010 de cómo la letra de una canción puede generar filias y fobias a partes iguales según las diferentes entendederas. En su actuación, el dúo de Vigo interpretó España España Bandera Bandera, por la que, tachados de profranquistas, les llegaron a tirar piedras. Ellos se defendieron diciendo que son de izquierdas, pero que atacan a ambos extremos por igual desde la ironía. 

LA UNIÓN

Un «playback» caro (2010). El Ayuntamiento de Baiona se negó a pagar el concierto de La Unión del verano del 2010, en el que la famosa banda de la movida hizo playback. Al parecer, los artistas no se encontraban en condiciones para cantar en directo y habían pagado una actuación televisada. El representante del grupo lo negó y dijo que todo se limitó a «problemas de sonido». 

Kiko Rivera

Huevos y botellas (2013). Por donde pasa el hijo de la Pantoja se siembra la polémica. Hace cuatro veranos, en Vilaboa, el disyóquey sabía que no las tenía todas consigo a la hora de llevar su música a esta localidad coruñesa. Varias personas se habían citado por Internet días antes del concierto para boicotear la cita de Paquirrín con el público gallego. Y cumplieron con lo pactado: cuando llegaba el final de la sesión, una botella de cristal impactaba sobre el brazo del cantante. Desde el minuto uno le lanzaron huevos y tomates. 

Noroeste Pop Rock: el cajón de sastre que acumula críticas

«Déjate sorprender». Este es el eslogan del festival Noroeste Pop Rock, que se celebrará entre el 8 y el 13 de agosto en A Coruña. No está de más que avisen de que uno puede encontrarse con actuaciones de lo más inesperadas, ya que han sido varios los años en los que muchos denunciaron que el cartel era un cajón de sastre. 

Hombres G

Sustitutos de Los Ramones (1992). La enfermedad de uno de los componentes de los Ramones frenó en seco la primera actuación internacional del festival. La solución que se adoptó in extremis le pareció incomprensible a más de uno. Los sustitutos de la legendaria banda del rock serían ni más ni menos que Hombres G. Durante la actuación volaron tomates. 

Raphael y El Consorcio

¡Escándalo! (2009). Hasta 300 personas protestaron en A Coruña por el cartel del festival en el 2009. Entre los artistas que desfilarían por el escenario del evento se encontraban Raphael y El Consorcio, que luego, eso sí, alcanzaron el éxito ante 20.000 personas. «No son artistas de pop ni de rock», decían los impulsores del grupo de un grupo de Facebook contra el evento. 

Bonney M

Imitadores (2000). Fuera del Noroeste pero en los alrededores de A Coruña, Boney M tenía preparada una actuación en una discoteca de Oleiros. Cuando el cantante gritó: «Sois de puta madre, carallo» la gente descubrió el pastel: se trataba de unos imitadores. 

Votación
9 votos
Comentarios

Otros la liaron como Enrique Iglesias