.

«En un hotel de lujo todo tiene que ser perfecto»

Es de Sada. Se llama Natalia Seoane, tiene 34 años y dirige en Palma de Mallorca dos de los mejores hoteles de España, el Gran Meliá de Mar y el Gran Meliá Victoria. Fue camarera antes que directora, sirvió copas los fines de semana mientras estudiaba en Santiago. Ahora disfruta con pasión de su cargo: «Esto te tiene que gustar, tienes que tener un nivel de excelencia muy alto»