La persona más influyente del mundo es un bloguero

Wael Ghonim, activista egipcio, responsable de márketing de Google para Oriente Medio y el norte de África, se convirtió en el portavoz más visible de los rebeldes en las revueltas de Egipto.