La tercera fermentación de la bebida se realiza a diez metros bajo el mar. Las botellas permanecen amarradas durante dos meses a una infraestructura de cría de mejillón en la ría de Aldán.
La tercera fermentación de la bebida se realiza a diez metros bajo el mar. Las botellas permanecen amarradas durante dos meses a una infraestructura de cría de mejillón en la ría de Aldán.

La cerveza gallega que se fermenta en la ría de Aldán

Permanece dos meses bajo el mar para impregnarse de la frescura del Atlántico. Esta técnica que ya se experimenta en caldos como el vino se testa ahora con esta bebida que tiene entre sus ingredientes el mar de las rías