yes

Javier Veiga: «La paternidad me ronda, como a todos los de mi generación»

Es de rabia fácil, de carácter rápido, pero de reconciliación más veloz todavía. Los cabreos le duran segundos. No cree en eso de que los polos opuestos se atraigan, pero sí en las puertas que abre Tinder. Se matriculó en Arquitectura por amor, pero en el fondo sabía que su futuro no estaba ahí, sino encima del escenario o delante (incluso detrás) de las cámaras