El bambú reina en estos relojes y gafas de sol

Alejandro García Chouciño
A. G. CHOUCIÑO A CORUÑA

YES

livegens
livegens MARCOS MÍGUEZ

COMPLEMENTOS QUE CUIDAN DEL PLANETA. Libres de plásticos, sostenibles y biodegradables. Una moda que combina perfectamente el diseño con el respeto al medio ambiente

06 oct 2021 . Actualizado a las 15:31 h.

Su proyecto echó a andar hace cosa de dos años, tras dos viajes que marcaron a estos hermanos, Javier y Aitor Ramón Ramón, naturales de El Bierzo. «Somos de una familia muy vinculada al cuidado del medio ambiente. Además, con los años empezamos a viajar y en especial hay dos destinos muy relevantes: el primero fue una estancia en Cuba, en la que descubrí entornos naturales increíbles con una calidad humana inmensa. Esta experiencia me marcó. Hablé con mi hermano y queríamos montar algo en el campo de la sostenibilidad, recogiendo también las vivencias de nuestra infancia y decidimos realizar también un viaje a las islas Azores, que es un destino sostenible por excelencia», explica Javier. Impresionados por lo que vieron, decidieron crear Livegens, una marca de gafas y relojes de bambú sostenible. «Está muy dirigida a viajeros y amantes del medio ambiente».

Ambos productos son complementos 100 % libres de plásticos, sostenibles, biodegradables, con un peso muy reducido y combinan diseño con sostenibilidad. «Queríamos hacer algo diferente al textil, que es generalmente el ámbito de la moda sostenible que más se está trabajando actualmente. Nosotros queríamos trabajar complementos que fueran del día a día y válidos para todo el año», resalta.

«Equiparamos la historia del bambú con la historia del ser humano de superación»

En la actualidad disponen de más de 50 modelos diferentes entre gafas -a 49,99 euros-, relojes -a 59,99 euros- y gorras de corcho -a 29,99 euros-. «Lo que tiene el bambú es una historia muy curiosa detrás. Es la especie más sostenible. Necesita un tiempo para echar raíces y afianzarse, pero una vez que lo consigue tiene un crecimiento exponencial. Crece muy rápido y puede subir hasta un metro, en alguna de sus variantes, en un solo día. Nosotros pensamos que eso también simboliza la esencia del ser humano. Que necesitamos un tiempo para establecer la base y los objetivos a los que queremos llegar. Entonces equiparamos la historia del bambú con la historia del ser humano de superación, de alcanzar objetivos y de ser constante en la vida para cumplir los retos que nos proponemos», destaca Javier.