Francisco Pita: «El ayuno intermitente no sirve de mucho si luego comemos de todo»

El famoso ayuno no es el método ideal, pero el experto indica que estudios en jóvenes demuestran que puede ayudar a perder peso

N. S

1 ¿La ciencia recomienda hacer ayuno intermitente?

Hay distintos estudios en animales y en personas que indican que puede favorecer la pérdida de peso y tener algún efecto en marcadores de inflamación. Estos estudios se han centrado en personas jóvenes y de mediana edad, y los resultados no se deberían extrapolar a niños, ancianos, embarazadas o enfermos. Serían necesarios estudios con más años de control en poblaciones más heterogéneas y con resultados favorables para recomendarlo.

2 ¿Tiene efectos en la longevidad?

Hay estudios en animales que parecen indicar mejoría de parámetros inflamatorios y de estrés oxidativo, pero no hay trabajos clínicos suficientes como para poder afirmar que tiene este efecto positivo.

3 ¿Cuántos tipos de ayuno existen en cuanto a su duración?

La mayoría realizamos un ayuno denominado fisiológico, que es el que se produce tras no comer por la noche. En cuanto a ayuno voluntario, las pautas más habituales son las de periodicidad diaria (al menos 12 horas, siendo la más habitual la de 16 horas), semanal (1 o 2 días a la semana ingesta muy reducida) o mensual (un par de días seguidos al mes).

4¿Puede hacerlo cualquier persona?

Quien lo practique debería asegurarse de que no tiene ninguna enfermedad que pueda agravarse o descontrolarse por el cambio en el patrón dietético, para lo que debería consultar a un médico. Tienen mayor riesgo quienes padecen diabetes, enfermedades hepáticas, renales u otras metabólicas. También podría darse el caso de que alguna persona se diagnosticase de una enfermedad metabólica al realizarlo; de ahí la importancia de la consulta médica.

5 ¿Para qué se ayuna, para bajar de peso o para limpiar el cuerpo?

No tiene sentido realizar ayuno intermitente para «depurarse». Su utilidad debería ser para el control del peso, ya que es el efecto más seguro y demostrado, si bien no es claramente superior a largo plazo al de otro tipo de dietas.

6 ¿Cuántos días a la semana de ayuno?

Lo habitual es entre uno y dos días a la semana, con una reducción drástica pero progresiva de las calorías, pudiendo llegar a las 500 kcal en dos días. Otro tipo de restricciones podrían ser peligrosas o con efectos adversos a largo plazo.

7 ¿Qué riesgos puede implicar el exceso de ayuno?

Posible irritabilidad, dolores de cabeza, hambre y falta de concentración, sobre todo las primeras semanas. Además, puede tener riesgos para el control de enfermedades como la diabetes y alteraciones en la acción de los medicamentos. Algunas personas incluso podrían desarrollar un trastorno de conducta alimentaria, corriendo el riesgo de no realizar una ingesta adecuada de nuestras necesidades nutricionales. Estamos acostumbrados a realizar al menos tres comidas al día y muchos horarios de la sociedad están adaptados a este esquema.

8 ¿Qué se debe comer después de ayunar?

Es muy importante asegurar la ingesta de agua, que no interrumpe el ayuno. También frutas y verduras por su fibra y vitaminas, así como una mínima cantidad de aceite de oliva para asegurar el aporte de ácidos grasos esenciales. Y proteínas, a poder ser de carne, pescado, huevos y lácteos. Los cereales y legumbres también diariamente. El ayuno intermitente no sirve de mucho si luego comemos todo lo que nos apetezca en la franja temporal permitida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Francisco Pita: «El ayuno intermitente no sirve de mucho si luego comemos de todo»