El mariachi de Narón que triunfa en First Dates

Amor por las rancheras. Acudió al programa de Carlos Sobera para buscar el amor, pero ¿hubo o no segunda cita? Roberto, conocido como Angelo, el Milamores de Jalisco, nos confiesa que él por amor se raparía al cero


Solo estuvo en México cuando era muy pequeño, pero hasta habla con expresiones propias del país norteamericano. «Ni modo que me encantaría cantar con Don Chente (Vicente Fernández), además de con su hijo Alejandro que me fascina. Porque los demás ídolos que tengo de la ranchera ya están muertos», me dice Roberto, más conocido como Angelo Quintana, el Milamores de Jalisco. Él es el mariachi que triunfó en First Dates hace unas semanas. «Fue una experiencia genial», confiesa.

Porque a él, amante de las rancheras desde pequeñito, no le pudo tocar una mejor acompañante para cenar en el conocido programa: una joven mexicana. «Nos llevamos muy bien», comenta el mariachi, que ante la pregunta de si hubo o no una segunda cita tarda unos segundos en responder. «Mmm, no llegó a haberla, pero es posible que la haya». Porque la distancia y las ocupaciones de cada uno han impedido que se produzca el esperado encuentro. «Cristina estudia en Madrid, es una gran estudiante y está haciendo un posgrado. Cada vez que puede viaja a México y yo soy divorciado y tengo dos hijos, entonces es más complicado cuadrar», aclara el cantante, que recomienda la experiencia de acudir a First Dates. «Se lo recomiendo a todo el mundo que tenga la más mínima gana de salir por televisión. Fue una experiencia magnífica». Además, no duda en calificar los platos que degustó durante la grabación de «muy ricos». Y por si fuera poco, tuvo la oportunidad de cantar con Carlos Sobera. «Aluciné, ¡qué voz tiene!», dice el cántabro que desde hace nueve años reside en Narón. «Galicia me acogió como artista siendo un desconocido, siendo un novato me dieron la oportunidad de actuar en bodas, bautizos, en salones de conciertos, en bares pequeños, que son los que más me han dado de comer. Uno tiene que recordar de donde viene y a mí Galicia me ha dado mucho», explica.

¿Cómo se le conquista?

Lo hemos visto arrancarse a cantar una ranchera en la tele para conquistar a su cita en el programa, pero ¿con qué canción se le conquista a él?. «Uf, yo creo que con Paloma querida, pero también con Jalisco no te rajes. En realidad, la ranchera es parte de mi vida, entonces si tú te acercas a mí, seas hombre o mujer, cantando una ranchera bien, ya me tienes de amigo. Ja, ja, ja», dice el mariachi que heredó de su padre el gusto por la música.

«Mi papá viajaba mucho a México, unas veces por placer, porque le gustaban mucho las rancheras, y otras por trabajo». Precisamente, acompañándolo en uno de sus viajes, Angelo conoció al que sería uno de sus ídolos. «Con cinco añitos en un avión que iba de México a Los Ángeles coincidimos con Don Vicente Fernández. Mi papá y ese señor no paraban de cantar, la gente les aplaudía, pero yo, que era muy pequeño, me aburría y decía: ‘A ver cuando se callan, qué pesados’. Ja, ja, ja. Fue entonces cuando me preguntaron si no sabía quién era y dije que no, las risas de la gente fueron épicas», relata el mariachi que desde entonces no ha parado de escuchar a Vicente Fernández.

Además de en el gusto musical, Angelo confiesa que se parece a los mexicanos en la intensidad con la que ama. «Por amor, una persona puede hacer cualquier cosa. Cortarme el bigote sería lo de menos. Yo por amor me rapo al cero, si de verdad estoy amando no me importa», afirma el cantante que eligió un nombre artístico también vinculado a su padre. «A mi padre le llamaban Milamores por la canción de Pedro Infante. Además, Jalisco siempre fue una de mis canciones preferidas desde que tengo uso de razón. Es muy rotunda y muy potente». Por supuesto, a lo largo de su carrera ha cantando con su padre, Julio. «Como el nombre de un tequila muy bueno. Ja, ja, ja», bromea, el mariachi, que confiesa: «En mi disco anterior grabamos Flor de azalea que es una de las que más escuchaba de pequeño. Por desgracia, seguramente sea el último tema que cantemos juntos porque ya no se ve con fuerza para ello, tiene 82 años».

Ahora, Angelo acaba de sacar nuevo disco. «Salió hace poco más de un mes y se llama Historias con orgullo de mujeres y hombres. Lo hice con el objetivo de acercar a la gente joven este estilo musical». Para ello, el mariachi echa mano del e-ranch, como él ha bautizado a la ranchera electrónica. «También hago mezclas con reguetón o bachata. Además, hago una versión de Un canto a Galicia con un toque celta y también mexicano», dice el artista, que estudió cocina. «Y dicen que no cocino mal. Ja, ja, ja. Pero ahora estoy centrado en la música».

Sin duda, al Milamores de Jalisco nunca se nos ocurriría decirle eso de: «Olvidé cancelar al mariachi».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El mariachi de Narón que triunfa en First Dates