¿Qué playa tiene el agua más caliente?

MÉTETE SIN MIEDO, que aquí no sentirás agujas en los pies. Galicia nunca será el Caribe, pero tiene sus propios rincones para no dejarte la circulación en el intento. ¿Dónde está el agua menos fría? El experto responde y YES se moja por ti


Asumimos que el reto no es fácil y que caliente, lo que se dice caliente, no la vamos a encontrar. Pero incluso en este caprichoso verano que está viviendo Galicia es posible lanzarse al agua sin miedo a quedarte tieso. Analizamos el contraste norte-sur y el comportamiento del agua en relación al termómetro en un año en el que el calor se resiste. «La situación es normal en Galicia. Desde Estaca de Bares hacia el oeste y el sur de la comunidad, lo que es la zona atlántica, el agua está más bien fría, mientras que la temperatura va aumentando hacia la costa norte. No se está produciendo la anomalía del año pasado», asegura Francisco Infante, delegado en Galicia de la Aemet. El meteorólogo se refiere a las temperaturas marítimas registradas en el verano del 2018, en el que el agua alcanzó valores que estuvieron muy por encima de la media habitual. «El agua en el sur alcanzó temperaturas anormalmente altas, llegando a los 20 grados. Y por ahí ronda precisamente la máxima registrada por la Aemet en el área con aguas más cálidas, que es la norte. Desde que comenzó el verano el 21 de junio, la temperatura máxima del agua en la Mariña lucense fue de aproximadamente 18 ° el pasado 17 de julio, mientras que en los arenales de Miño y Perbes el agua llegó a los 19 ° el 15 de julio. Sí, estas dos son las áreas con el agua más caliente de Galicia, aunque no es fácil extraer la información porque, precisa Infante, no disponen de boyas y los datos se obtienen a partir de medidas de satélite. El termómetro baja unos grados hacia la zona sur, donde la temperatura máxima es de entre 16 y 17. Confirmado, en el mar tampoco hay verano.

Las más protegidas

El hecho de que A Mariña y la zona de Miño y Perbes sean las áreas con aguas más cálidas se debe fundamentalmente a un motivo: «Son zonas que están muy protegidas del viento y que cuentan con más plataformas rocosas, mientras que en el sur de la comunidad no hay playas tan resguardadas», explica Infante, que explica por qué el mar de los arenales gallegos nunca será cálido. El primer factor, apunta el experto, es que el calentamiento solar no es tan determinante por estas latitudes. «En el Mediterráneo sí, porque no hay tanta masa de agua, pero aquí el sol no puede calentarla de esa manera», indica el delegado de la Aemet, que incide en que lo que marca la diferencia en Galicia son los movimientos del mar, las corrientes y los afloramientos. «El nordés, cuando sopla con cierta intensidad, arrastra el agua de la superficie mar adentro, y para sustituirla hace aflorar el agua más profunda, que está más fría. Sin embargo, en el Cantábrico se produce el fenómeno contrario y la temperatura es más alta según nos acercamos al País Vasco, porque está más protegido».

Si se calman los vientos, el calentamiento solar gana incidencia y puede subir unos grados la temperatura del mar. Eso es lo que ocurre en la Mariña y en Miño, donde el viento sopla menos que en otros arenales. «No obstante, hay que tener en cuenta que la costa atlántica es la más fría de la península ibérica», apunta Infante, que señala otro factor a tener en cuenta este verano y que no es otro que la ausencia generalizada de calor, más marcada aún en la costa de A Coruña. «El año pasado hubo una ola de calor, y hace dos años también. Este año no tuvimos ninguna aquí, hemos estado al margen», señala el experto, que añade que otros años hubo días en los que llegaron a superarse los 40 °C en el interior de Ourense y en el sur de Lugo, mientras que en lo que va del 2019 se han acercado puntualmente, pero no han alcanzado nunca esos valores. No obstante, todavía deja lugar a la esperanza: «Aún podría venir alguna por la altura en la que nos encontramos, que estamos empezando agosto. Pero lo cierto es que en el pronóstico de las próximas jornadas no se ve nada, ni mucho menos. Es posible que tengamos episodios de calor, pero en cuanto a las mínimas, ya hay días en los que se nota la bajada de noche».

Otra situación anómala que está valorando su equipo es la escasa diferencia climática que se está produciendo entre A Coruña y Sanxenxo, adonde los del norte suelen escaparse para poder ir a la playa cuando las nubes no lo permiten por arriba. Lo habitual hacia el sur es que los cielos estén más despejados y la temperatura aumente unos pocos grados con respecto a la costa coruñesa, pero en lo que llevamos de verano apenas ha sido así. «Lo estamos valorando. No es que haya llovido mucho, pero sí que se aprecia mucha nubosidad en ambas zonas», señala Infante. Con nubes o no, la costa coruñesa es más caliente. ¿A qué esperas para irte al agua?

¿Pero cuántos Caribes gallegos hay?

Sandra Faginas

Cada semana descubrimos uno, por eso hoy hemos recopilado el top de los paraísos playeros de Galicia

Cada semana descubrimos uno, por eso hoy hemos recopilado el top de los paraísos playeros de Galicia. No hace faltar cruzar el charco para disfrutar de los arenales idílicos; no tenemos nada que envidiar, si sale el sol. 

La «Ribeira Maya» de Galicia

La playa de A Corna (A Pobra) empieza en Ribeira, pero la Punta da Corna pertenece a A Pobra do Caramiñal. Además de por su belleza, este pequeño tesoro aporta un punto de exclusividad, porque tiene una especie de barrera formada por un conjunto de piedras altas que le da aún más privacidad. A Corna la conoce mucha gente, pero a la Punta ya llega el que llega. Otro paraíso.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

¿Qué playa tiene el agua más caliente?