Así se veranea de lujo

TÚ PIDE Y SE TE CONCEDERÁ. Entramos en un piso de uso turístico en Foz de estreno, donde se ofrecen servicios que van desde tener cocinera al cuidado de niños o hacer diversas gestiones... El genio de la lámpara de Aladino tiene un competidor en tus vacaciones


Un aroma a higo es la bienvenida olfativa en la entrada, y la visual una colección de piedra espuma de mar tallada. Pintura gallega de Bearey, Cabanas o Marcoide y piezas de museo salpican su decoración de corte moderno. Ropa de cama de hilo egipcio hace pareja textil con edredones de pluma. El menaje, la vajilla Burela de Cerámica Sargadelos, diseño inspirado en una balconada de la burelense Calle do Can, municipio vecino de un Foz que nos recibe con sol. Es una rápida descripción de algunos de los muchos detalles que marcan la personalidad propia de pisos de uso turístico que gestionan Celina Brañas Fernández (Foz, 1960) y su hija Celina Calvo Brañas (A Coruña, 1999), con web a punto de lanzarse como Galicia First (diseño de Manuel Estrada) y nota de 9,8 en Booking. «A la gente que viene le gusta mucho dormir con una buena obra y que tengas vajilla de Sargadelos. Le dan muchísimo aprecio», explica Celina madre desde el alojamiento mariñano que cuida con esmero Estrella. Tiene más de 300 metros cuadrados y dos plazas de garaje.

Aquí lo «chic» también está en lo que no se ve a simple vista. Los servicios que ofrecen en sus instalaciones tanto en A Coruña, como ahora en Foz, siguen la filosofía del «nuevo lujo». Ligado a experiencias, comodidad, tranquilidad y hospitalidad. Con que vengas con el bañador para ir a la playa y algo de ropa, el resto te lo solucionan las dos Celinas. «A veces pasa -señala la madre- que en vacaciones entras en un piso de alquiler... y se te cae el alma al suelo. Aquí el lujo es la comodidad y la paz visual». Ni hace falta traer el paraguas. Sin embargo, sí puedes llegar con mascota «de tamaño pequeño, como un perrito» (Pitu, el suyo, nos acaba de echar una miradita...). «La idea es sentirte como en una segunda casa y sin tener las limitaciones de un hotel», dice. «Quise hacer lo que me gustaría encontrar si fuese de vacaciones a un piso» añade. Y agrega: «En A Coruña hubo hasta quien anuló planes y se quedó en el piso». La cocina es el epicentro en Galicia. Su gastronomía chifla al turista. La vinoteca del piso mima los caldos gallegos pero tampoco faltan bebidas «para que cuando llegue el cliente no tenga que salir corriendo al súper», así como la despensa con lo esencial y productos de kilómetro cero. Ponen cocinera, si la pides: «Se puede preparar una bonitada si se encarga el día anterior». ¿Que se te antoja recibir clases de cocina gallega? ¡Sin problema! Cuenta Brañas que muchos, sobre todo los visitantes de Sudamérica, se interesan por aprender cómo se cuece el marisco. Y si hay que ir a la lonja, pues se va.

Servicios adicionales

«También son servicios adicionales, con coste, la limpieza del piso y el lavado de ropa y planchado». Más opciones: gestionan la contratación de actividades de todo tipo como surf, clases de vela o ruta en barco a As Catedrais desde Foz, reservas en restaurantes, recados, compras... «En A Coruña -indica- les encanta ir a ver la plaza de abastos».

Mientras los niños se entretienen jugando con los peluches que les recordarán a su habitación, los adultos pueden dedicar un rato a leer en la biblioteca Las memorias de Churchill, Vida Heroica de Miguel de Cervantes o Enciclopedia Gallega o a disfrutar de la televisión de 55 pulgadas en el salón de este piso, con wifi. Aunque si tocase trabajar, ordenador y despacho a tu disposición. Mejor no usarlo, ¿verdad? Las vacaciones son para vivirlas... de lujo.

El hotel con más encanto de España es gallego

Noelia Silvosa

YA LO ADELANTÓ YES, que hoy vuelve a cruzar las puertas de esta Toscana de Meis y te descubre la fórmula del premio: tradición, innovación y buen vino igual a «lifestyle» atlántico. Una receta que encanta

Si YES ya le había dado el sobresaliente, ahora le conceden el premio al mejor hotel con encanto de España. Y qué mejor ocasión para volver a cruzar las puertas del Novavila Design & Wine Hotel. Este oasis pontevedrés de Meis lo mismo te ofrece una sardina sobre pan de millo que una copa de vino de su propia bodega. Puro ADN gallego en un entorno inmejorable que ya tiene premio. «Ya nos seguían la pista porque en los tres últimos años hemos estado seleccionados en diferentes categorías, pero no habíamos sido elegidos», relata José Luis Vilanova, dueño del establecimiento, sobre el galardón que les ha entregado la revista Traveler. ¿Qué es entonces lo que les ha convencido este año?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Así se veranea de lujo