¿Qué comemos los gallegos?

BIEN EN PEIXE, EN VERDURA REGULAR Pescado, leche y fruta ocupan un buen sitio en la cesta de la compra. Según la Unión de Consumidores de Galicia, los gallegos compramos en el súper, miramos la calidad y nos excedemos en las carnes rojas. Abre la despensa, hay examen sorpresa


Somos de súper, pero estamos empezando a volver a la plaza y a la tienda pequeña. Compramos, sobre todo, movidos por la calidad y los frescos. Estamos fuertes en pescado, pan y lácteos, hemos mejorado en consumo de alimentos de proximidad y de temporada, pero tenemos, eso sí, un par de asignaturas pendientes: a nuestra cesta de la compra le falta verde y le sobra rojo, carne roja, en general. Estos son los grandes rasgos que a la mesa nos diferencian como gallegos, concluye la Unión de Consumidores de Galicia en un informe elaborado sobre más de mil encuestas realizadas entre septiembre y diciembre del 2018.

Gustos y sabores tienen edad. Y la tercera es la que gana el partido de lo saludable, así que también en esto la experiencia es un grado. Que tomen nota de la lista veterana los que vienen detrás. «Os nosos maiores son os que están facendo unha alimentación máis sa, cumprindo cos requisitos nutricionais en canto a hábitos e periodicidade no consumo. Son os maiores os que mellor o fan, en termos xerais. A maioría dos que superan os 60 anos consomen, por exemplo, verduras a diario ou entre catro e seis días á semana. No outro extremo están, en cambio, os menores de 30, que son, segundo os datos, os que suspenden en dieta, cun consumo de peixe, verdura e froita por debaixo das recomendacións nutricionais», indica Rebeca Sánchez, de la Unión de Consumidores de Galicia.

¿MENOS Y MEJOR?

En una década hemos visto cambios sociales, políticos, de precios, y otros en la manera de comer que se han hecho notar en las tendencias y en los bolsillos. El 36 % de los gallegos, según este informe, dedican entre 200 y 300 euros al mes a alimentación, y más del 25 %, entre 100 y 200 euros. La crisis ha aligerado en peso la cesta de la compra y se ha traducido en un tajo de 19 euros mensuales en lo que destinamos a comer. Si hace diez años gastábamos de media 312 euros al mes en alimentos, esa cantidad se ha reducido hoy a 293. «Non temos datos sobre consumo de tipos de alimentos respecto a hai unha década, pero si sabemos que nos últimos anos estamos a comer máis legumes, e a apostar máis polo produto local, de proximidade e de temporada», subraya Rebeca Sánchez, que advierte que tomamos cerca de un 30 % más de producto fresco que hace tres años, período en el que las siglas que distinguen el sabor de la comunidad se han subido al carro de la compra. El consumo de productos certificados como DOP e IXP (Denominación de Orixe Protexida, Indicación Xeográfica Protexida) subió más de un 21 % desde el 2015, una subida similar a la que ha vivido la gama de productos ecológicos.

Cabe concluir, si adoptamos el mejor punto de vista de este panorama de datos, que consumimos un poco menos que hace diez años, pero también un poco mejor. «Dende o 2015, baixou a compra de produtos procesados e preparados», apuntan desde la Unión de Consumidores de Galicia, así que empezamos a cumplir esa máxima que nos recetó Chicote para ir al súper sin que nos pase factura en la salud: «Más alimentos y menos productos». El consumo de procesados se ha reducido en más de un 30 % en tres años, un saldo casi tan bueno como la merluza de Celeiro, ¿o no?

La faba de Lourenzá tiene su éxito, señalan, entre los mozos del lugar. Andamos verdes en verduras y hortalizas, deberíamos pensar más en verde, y eso que nos hemos dejado conquistar por la tendencia «veggie» un 10 % los últimos tres años. «Ao mellor ten algo de moda -puntualiza Rebeca Sánchez-, como pode ser o caso dos alimentos para persoas con alerxias ou intolerancias, que ás veces compran os que non as teñen. Viuse cos produtos sen glute, que algúns consomen por moda, e non porque o precisen». Pero vamos a la legumbre, que está encontrando su lugar como la reina riquiña y joven de la dieta. «Las lentejas son el secreto de la eterna juventud», asegura Pilar Benítez, autora del blog ¡Siéntete Radiante! «Os legumes son un alimento con moitísimo potencial! E que temos preto, a faba de Lourenzá repunta na franxa máis nova de idade. O consumo de legumes supera o 37 % en menores de 30 anos, que os toman dous ou tres días á semana», sostiene Rebeca Sánchez sobre una nutritiva tendencia. En lácteos, nos la dan con queso y ricamente. Estamos bien en esto: tres de cada cuatro gallegos cumplen la recomendación saludable, que pasa por la ingesta diaria moderada de lácteos. Leche, queso y yogures son, con el pan, los reyes del consumo en Galicia.

¿Pero qué provincia es la leche? En consumo de lácteos, el premio es para A Coruña, y el peor resultado para Ourense, que son, respectivamente, la provincia que más y la que menos cumplen la recomendación de consumo diario. Ourense se lleva, en cambio, la palma en pan; es la que más paneira, seguida de Pontevedra. La miga de los números revela que sacamos nota en pescado (cerca de la mitad de los gallegos lo comen dos o tres días por semana) y en carnes blancas (el 49 %, con la misma periodicidad). Sin embargo, la cesta rebosa carnes rojas, con un consumo superior al que recomiendan los expertos en nutrición (más del 44 % la ingieren dos o tres veces a la semana).

La nutricionista Viki Lorenzo recuerda la pauta que debe seguir la población general para una alimentación sana. Es recomendable el consumo de «al menos 5 raciones de frutas, verduras y hortalizas al día; unas 3 frutas y 2 raciones de verduras y hortalizas, priorizando las de temporada y cercanía. Deberías incluir verduras de varios colores y alternar crudas y cocinadas», dice Viki Lorenzo, que aconseja limitar el consumo de carnes rojas a una vez a la semana y priorizar las blancas (pollo, pavo) y el pescado. «El huevo es otra opción para suplir el consumo de proteínas diaria», apunta. Las legumbres deberían estar en nuestro plato «unas 3 o 4 veces por semana», y en lácteos, hay que tomar entre 1 y 2 raciones al día (1 ración equivale a un vaso de leche, 1 yogur natural o 1 trozo de queso).

En cuanto a bebidas, advierte la nutricionista, el agua es siempre la mejor opción, y la más ligera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

¿Qué comemos los gallegos?