¿Aún no has probado la leche de colores?

ESTÁN ARRASANDO, casi tanto como los «cereal bar». Entramos en uno y nos cuentan el secreto: cuanto más color, mejor. Turquesa, roja, verde, amarilla, violeta... Adivina cuál triunfa más en el bol de cereales


Ya avanzamos en YES que los cereal bar marcarían tendencia. A estas alturas y después de la apertura de varios en Galicia, queda claro que sí. Pero no son los cereales lo único que está de moda en este tipo de locales. Entramos en The Good Cereal, en A Coruña, para confirmarlo, aunque no es este el único sitio en el que descubrimos el nuevo fenómeno, que también está extendido en otras ciudades gallegas. Si no tuvieses bastante con elegir entre el centenar de referencias de cereales que ofrecen, que sepas que también tendrás que decidirte por la leche. ¿Violeta, roja, turquesa, verde, amarilla? Esta es solo parte de un catálogo que está arrasando entre los más jóvenes. Ellos son el perfil mayoritario de los boles multicolores, perfectos para una actualización de Instagram. Y asequibles, porque darle tono a tu leche aquí tan solo te costará veinte céntimos.

 

 

¿A QUÉ SABEN?

Pablo Primo, socio del local con Alejandra Gayo, le quita el misterio al asunto y asegura que la leche de colores sabe a leche. Ni más ni menos. «Es colorante alimenticio que no le aporta sabor, pero le da una estética que atrae mucho. Este es un sitio para probar cosas nuevas», asegura. Con semejante abanico de color, ¿cuál triunfa más? El rosa, siempre. «Hace un año que abrimos y es así desde el primer día, tanto en chicos como en chicas. No sé si es porque les parece más atractivo o más bonito, pero es el color que más se pide», señala.

Las otras leches que salen mucho en este cereal bar -y a las que también puedes tunear con el color que quieras- son las de almendra, coco, avena y soja con sabor a vainilla y a chocolate. También las vegetales, sin olvidarnos del batido de fresa (debe ser por el poder del rosa). Obviamente, no falta la leche de siempre entera, desnatada o semi.

Aunque este universo colorista parezca muy millennial, los socios aseguran que tienen dos rutinas bien diferenciadas: la hora punta de los niños que salen del colegio y que van a merendar, y la visita semanal -a veces incluso más de una vez- de unos cuantos señores «muy mayores», apunta Primo, que no se pierden su cita con el bol pero que se quedan con el blanco tradicional de la leche.

Y si entre la leche triunfa el rosa, entre los cereales hay dos opciones que arrasan: los Oreo y los clásicos Froot Loops estadounidenses, también de colores, que puedes ver en el bol que está en primer plano en la foto que ilustra este reportaje. ¿Y tú, de qué color eres?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

¿Aún no has probado la leche de colores?