«La felicidad no depende de las circunstancias»

«Ser feliz no es estar todo el día happy, pero es determinante tu actitud», afirma Hérika Miguez, directora de la Universidad de la Felicidad de Vigo.


Vigo

S e puede estar triste y ser feliz, advierte la experta en coaching personal Hérika Miguez revelando un matiz definitivo. «La felicidad no consiste en estar todo el día happy -explica-. Lo intentamos, pero a veces aparece una sensación como la tristeza. Lo que tenemos es que gestionar esta emoción para que no acabe generando un estado emocional». La neurociencia es la herramienta, y la felicidad un grado, un grado universitario que depende en un 50% de uno mismo. «La neurociencia es la base para comprender la felicidad, para entender cómo funcionamos y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento, porque ser feliz requiere cambios», sostiene la directora de la Universidad de la Felicidad de Vigo, proyecto fundado por la experta de referencia en neurociencia Montse Hidalgo, que impartirá el Curso de neurociencia aplicada a la vida y a la empresa los días 9 y 10 de junio (pueden inscribirse en la Universidad de la Felicidad en Vigo, escribiendo a hmiguez@ufel.es o llamando al 665 617 139). «La gratitud da felicidad», afirma Hérika ofreciendo una de las primeras pistas de un aprendizaje vital que en ocasiones se descuida por la inercia de costumbres y compromisos adquiridos que llenan la agenda. «A veces nos agotamos tratando de complacer a los demás», desliza.

-¿De qué depende la felicidad?

-No tanto de las circunstancias como de nosotros. Según reconocidos investigadores de la psicología y la neurociencia, la felicidad depende de tres factores: la predisposición genética, en un 40%; las condiciones de vida, en un 10%, y las actividades voluntarias, las que dependen de nosotros mismos, en un 50%. Estas abarcan la actitud, comportamientos, reacciones...

-¿La clave está sobre todo en aprender a controlar las emociones?

-Más que controlarlas, hay que aprender a gestionarlas. El control te lleva a quedarte con esa emoción, al no querer sentirla, y emociones como la tristeza, la ira o el miedo son necesarias. La cuestión es «¿ Qué hago con ellas?». No es mala la emoción, sino quedarme con ella. Hay que moverse hacia una acción que permita mejorar.

-¿Primer paso hacia el bienestar?

-La gratitud. Porque siempre tenemos cosas que agradecer en la vida. Debemos enfocarnos más en la abundancia, en lo que tenemos, que en la escasez, en lo que falta. Otra clave es tu actitud. Decidir qué actitud tienes es tomar las riendas de tu vida.

-¿Ser feliz te hace productivo?

-¡Claro!, porque genera energía, sube tu nivel de vibración y te hacer ser más productivo y creativo. Ser feliz te hace enfocarte en la solución más que en el problema. La neurociencia te ayuda a entender cómo funcionas y a hacer cambios para ser más feliz.

FOTO: ÓSCAR VÁZQUEZ

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La felicidad no depende de las circunstancias»