¿Es normal que ya piensen en pintarse?

UNAS PINTAN EN EL PAPEL, pero otras ya piensan en maquillarse como sus madres. Kim Kardashian ya anunció que su hija lo hará a los 12. ¿Cuándo podrían empezar a hacerlo? ¿Y cómo? Los expertos se mojan.


Además del grosor de las cuentas bancarias, los seguidores en las redes sociales, las etiquetas que cuelgan del armario de una y de otra y que, probablemente, tu madre piense que te han dado burundanga si te pones a hablarle de contouring o strobing, hay una diferencia abismal entre esa mujer que te trajo al mundo y la todopoderosa Kim Kardashian. Y radica en el comportamiento que una y otra tienen con sus retoños cuando estos meten mano en el preciadísimo neceser del maquillaje. Si bien la más conocida del «clan K» acaba de asegurar que dejará que su hija North West pase por chapa y pintura a la misma edad que lo hizo ella, a los doce años, las madres más tradicionales siguen callando las ansias de sus preadolescentes y discutiendo sobre qué edad es la apropiada para comenzar a disimular imperfecciones. Comienza la batalla en el ring del tocador.

 SIN VALORES CONSTRUIDOS

«Maquillarse es una forma de embellecer el rostro y no hay una edad marcada para poder empezar, pero yo creo que a las niñas hay que tratarlas como tal, está bien que jueguen y conozcan, pero no es bueno que se expongan tan pronto a esa presión», explica la maquilladora profesional de NARS, Marta González (marta_makeupartist). La psicóloga infantil Alejandra Dotor, por su parte, explica que el hecho de que niñas de doce o trece años comiencen a pintarrajearse, intentando corregir defectos que ni siquiera son propios de su edad, como camuflar ojeras, no hace más que fomentar «la cosificación de la mujer». «Las niñas no tienen formada su personalidad y sus valores no están construidos, por tanto, el maquillaje les transmite que es necesario estar bien por fuera para triunfar, cuando una sonrisa ha de ser bella por lo que te hace sentir, no por lo alineados que estén los dientes o por el carmín de los labios». No obstante, las expertas aclaran que no hay que criminalizar esta situación, y que es normal que niñas y niños jueguen a maquillarse cuando son pequeños, imitando así roles de adultos. Pero esto es de lo más habitual. «Si los padres aclaran que lo que están haciendo los pequeños es un juego no pasa nada, el problema aparece cuando esto se convierte en una necesidad», apunta la psicóloga.

Pasando a la práctica, aunque no se puede establecer una edad que sirva de modelo para las niñas, «en torno a los 16 años ya se podría comenzar a aplicar algún producto si se quiere tapar algún granito propio del acné, por ejemplo», comenta Dotor.

La maquilladora Marta González piensa algo similar, y cree que para comenzar debe optarse «por productos ligeros, que no enmascaren la piel» y que además la trabajen para que no se estropee a estas edades conflictivas. Además, apunta, «sería bueno que llevasen factor de protección». ¿Un último truco? «Mezclar un bronceador líquido con la crema hidratante», palabra de maquilladora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Es normal que ya piensen en pintarse?