Luis Fonsi: «Mi hija lleva la mitad de su vida escuchando Despacito»

Dice que no es de los que exagera pero el puertorriqueño, que actuará en Vigo el 25 de julio, asegura que está viviendo un momento histórico gracias a una letra que lleva meses sonando en todos los rincones del planeta. Una canción que supone una evolución en su carrera y que ha desplazado a «La Macarena» en EE.UU.


Lo de canción del verano se le queda corto. Llevamos más de seis meses enganchados al imán de Despacito, que se ha convertido en un éxito internacional. No hay quien se haya resistido a tararear el estribillo del último hit del puertorriqueño. Ni Justin Bieber, que precisamente con su versión aupó la letra de Fonsi y Daddy Yankee hasta lo más alto de la lista Hot 100 de Billboard.

En esta clasificación no se escuchaba nada en español desde La Macarena en 1996. Tiene nuevos temas en cartera, solo espera la señal del público, pero cree que de momento hay que seguir disfrutando de este «momento histórico». Aunque hay alguien muy especial que ya le ha pedido que quiere escuchar otra. 

-¿Sabíais cuando estabais componiendo lo que teníais entre manos? ¿El bum que os esperaba?

- ¡Noo! Sentíamos que era una canción especial, que teníamos algo importante en nuestras manos el día que escribimos la canción, pero de ahí a que se convirtiera en la canción número 1 del mundo o romper los récords de los últimos años no. Nadie planifica en ese nivel, yo soy optimista, no pienses que soy pesimista, y cada vez que me siento a escribir una canción lo hago con la intención de escribir algo importante y que se convierta en un hit. Pensé que la canción iba a funcionar muy bien, humildemente hablando, en el mercado hispanohablante, pero jamás pensé que en Rusia o Japón iba a estar de número 1 o que iba a romper el récord de La Macarena. Son cosas que pasan cada 20-30 años, así que, que me pase a mí, te puedes imaginar la emoción que uno siente, ¿no? 

-El récord de «La Macarena». Desde 1996 todos los temas que se posicionaron como número 1 en EE. UU. eran en inglés, hasta que llega «Despacito»...

- La verdad es que cuando llegamos a número 1 de la lista Hot 100 de Billboard, que me acaban de decir que ya vamos por seis semanas consecutivas (van 23), no caí en la cuenta que la canción anterior a esa fue La Macarena en los 90, y anteriormente La Bamba en los 80.

Luis Fonsi «Despacito» ft. Daddy Yankee

-Tres canciones en español en los últimos 50 años. Ahí queda.

-Es una lista bastante prestigiosa. Hubo artistas latinos pero cantando en inglés, y lo hermoso de esto es justo eso, que yo no traté de escribir una canción para el mercado europeo, anglosajón o asiático, yo traté de escribir una buena canción y punto, y orgánicamente la gente se conectó sin tener que cambiar el idioma, idioma que yo hablo a la perfección porque yo he vivido la mayoría de mis años en EE. UU. Es curioso porque yo hago entrevistas en América, en EE. UU., y me escuchan hablando inglés, y me dicen: ‘¿Por qué no la cantaste en inglés?’ Y yo les digo: ‘Porque no hace faltar cantarla en inglés, porque no sabía que tenía que cantar en inglés, porque aparentemente no hace falta tener que cantar en inglés, que es lo bonito de todo esto’.

 -¿Estamos viviendo el mejor momento de la música latina?

-Yo no soy de esos de exagerar el momento, de decir: ‘Estamos viviendo el mejor momento de todos los tiempos’. No me atrevo a decirte que sí, lo que sí te digo es que estamos viviendo un momento histórico, importantísimo, donde el mundo entero se está dando cuenta del poder de nuestro idioma, de los hispanohablantes... El mejor ejemplo es que Justin Bieber me haya llamado y me haya dicho: ‘¿Yo puedo hacer un remix?’, cuando normalmente quizás hubiera sido al revés, pero en este caso es él el que me llama y me dice: «Yo quiero cantar tu canción en español, quiero aprender el estribillo y me voy a tomar el tiempo en el estudio para cantar en español porque si lo cambio, cambio la canción». Esto es una señal importante de lo que está pasando en la música latina y no me tomo todo el crédito yo, es lo que han hecho muchos artistas durante muchos años, han ido abriendo esa puerta, y con Despacito ya se abrió del todo.

 -¿Es cierto que tu hija te dijo: ‘Papá, no cantes más «Despacito»’?

-No me dijo no la cantes más, no fue tan agresiva, gracias a Dios, pero sí me dijo: ‘Papi, ¿cuándo vas a cantar una nueva?’. Me lo dijo en ese ángulo. Acuérdate que ustedes conocen Despacito por cinco, seis meses, pero mi hija la lleva escuchando dos años, la mitad de su vida. Grabé la canción hace dos años en mi casa, así que la conoció desde que la escribí hasta el sol de hoy, y la pobre quiere escuchar otra canción en la radio y la entiendo.

 -¿Para cuándo?

-No sé, cuando el público quiera. Por ahora Despacito está número 1 en el mundo así que por qué voy a lanzar otra canción, hay que seguir disfrutando del éxito de esta canción. La siguiente está lista y cuando el público diga la vamos a lanzar y tendremos una canción si Dios quiere importante también.

  -Esto de canción del verano contigo se queda corto porque llevamos desde el invierno...

-Síí, yo no pensé que iba a durar tanto, todavía no sé si durará el verano entero, la gente dice que va a ser la canción del verano, y yo lo que la gente quiera. Ya me han dado más de lo que me hubiera imaginado, así que a partir de ahora es la cereza encima del pastel.

  -¿Qué ha pasado en tu vida que de un tiempo a esta parte tus letras han cogido mucho ritmo?

-Siempre he tenido ritmo en mis letras, siempre he cantado baladas y temas rítmicos, desde luego que ha habido más baladas que se han usado como sencillos, y si miramos en la lista de éxitos desde luego que va a haber más baladas, pero eso no significa que no hubiera ritmo en mi vida. Sin duda Despacito es una evolución, es un cambio, es un momento que dice que quiero ponerle más sabor a mi música, que es lo que quiere el público y lo que quiero hacer yo. Me lo propuse y gracias a Dios el público lo aceptó.

  -El año que viene celebras 20 años de carrera, ¿dónde estás?

-En un buen lugar, no me gusta decir lo mejor, si digo lo mejor, significa que no tengo para donde crecer o para donde mejorar, así que no estoy en lo mejor. Yo creo fielmente que las mejores canciones todavía no se han escrito, los mejores discos no se han lanzado y los mejores conciertos no se han hecho. Esa es mi visión para siempre tener que crecer y tener esa hambre de mejorar, pero sin duda agradezco el momento que estoy viviendo porque es un momento histórico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Luis Fonsi: «Mi hija lleva la mitad de su vida escuchando Despacito»