Andrea Belver, la chica de Instagram

PATRICIA GARCÍA WWW.DONKEYCOOL.ES

YES

ÍDOLO «TEEN» No había cumplido los 18 y ya estaba escribiendo un libro: «Andrea Belver, el outfit perfecto para cada ocasión». Y todo gracias a las fotos que @andreabelverf publica cada día en su Instagram y por las que suspiran más de 263.000 seguidores por el mundo.

18 abr 2016 . Actualizado a las 15:43 h.

Tiene una melenaza y sus looks de instituto mueven masas. Es Andrea Belver, la chica de Instagram. Una joven barcelonesa de 18 años que forma parte de la generación que se convirtió en estrella colgando fotos con sus looks para ir a clase. Tanto que acaba de sacar un libro para guiar a sus fans por el sendero de la moda: «Andrea Belver, el outfit perfecto para cada ocasión».

«Abrí mi cuenta hace dos años porque desde pequeña me encanta la moda y la fotografía. Instagram me dio la posibilidad de retocar mis fotos, guardar otras de inspiración, compartir imágenes con amigas, de viajes? Recuerdo que la primera foto que publiqué fue una del perro de mi tía, un labrador negro apoyado en un balcón. La repercusión fue bastante buena para la poca gente que me seguía entonces». Y así hasta los 263.000 seguidores que tiene hoy.

PERFECTA EN TEJANOS ROTOS

En sus fotos siempre hay un look con «unos tejanos rotos». Es su prenda fetiche. Para esta primavera hace un pronóstico: «Se sigue llevando el estilo de los años 70, así que vamos a ver mucha campana y blusones. Y todo combinado con la tendencia de los tonos pastel, porque ya sabemos que la moda es renovarse o morir». ¿Su outfit perfecto para cada ocasión? «Creo que depende del lugar al que vayas o del momento en el que estés. Cada situación te pide un look diferente». Kate Moss y Cara Delevingne son sus musas, y le vuelve loca el estilo de la francesa Isabel Marant. «No leo muchos blogs de moda, salvo algunos como el de Gala González o Sincerely Jules», confiesa.

No todo en Instagram es un camino de rosas. Otras chicas con el mismo éxito que Andrea, como la australiana Essena O?Neill, abandonaron el barco por no ser capaces de aguantar la presión de estar perfectas en cada foto. «Cada uno es libre de opinar como quiere, creo que Essena es una chica sincera con los pies en la tierra, aunque también una posible estrategia de márketing, ya que ella afirmaba que estaba harta de las redes sociales y aún así ha sacado un canal de dietética». Andrea asegura que la red social es solo una parte pequeña de su vida. «Le dedico varias horas, pero nunca el 100%. Mi día lo ocupan muchas otras cosas». Para ella no es un medio, sino un fin: «Instagram me dio la oportunidad de acercarme al mundo al que quiero dedicarme: el márketing y la moda. Pero mi sueño es entrar en una buena universidad de Londres».