Primeras mariscadas, mamparas y códigos QR

Restaurantes y cafeterías ya sirven menús en el interior pero con una afluencia a medio gas


vigo / la voz

Los clientes que entraron ayer en los primeros restaurantes y cafeterías reabiertos tras 71 días de confinamiento observaron unos símbolos impresos en las mesas y las paredes. Son códigos QR. El comensal debe escanearlo con su móvil y acceder a una web para consultar la carta del menú del día. Esta es una de las innovaciones adoptadas por la hostelería en la fase 2 de la desescalada pero hay más: mamparas de metacrilato para separar mesas, alfombras desinfectantes de suelas de zapatos, circuitos de entrada y salida, asientos anulados y minimenús ultrabásicos.

Muchos restaurantes de Vigo y su área reabrieron de forma simbólica en lunes, de descanso en la hostelería, y a medio gas. «Las terrazas, bien, pero echamos en falta trabajar la barra, hice la mitad de un lunes normal», dice José Antonio Verde, gerente del bar Pósito de Moaña. En Vigo, muchos temen que la reapertura sea «prematura» porque falta clientela: oficinistas, consumidores, turistas y hombres de negocios.

El dueño del café-restaurante Mamá Elvira, Javier Barciela, ubicado en unas galerías de Príncipe, es de los pocos que ha instalado mamparas de metacrilato entre mesas, algunas anuladas con cruces. Una comensal, Montse, dice que «estamos regresando a la normalidad y me gusta la comida de aquí. Surgió venir cuando hacía recados». Barciela explica por qué es un día flojo: en el centro solo hay oficinas pero los empleados siguen teletrabajando desde casa. Eran clientes fijos, lo mismo que la «gente que va y viene y que agradece sentarse y tomar un café. No buscan el café, buscan la tranquilidad».

La clientela regresa a cuentagotas. Algunos vigueses llevaban sin bajar al centro desde el 14 de marzo. El público agradeció la reapertura de las cafeterías. Las terrazas de la Porta do Sol y la calle Urzaiz rebosaban en una mañana soleada. Algunas mesas del interior estaban fuera de servicio. El menú del día se ha jibarizado y aparece reducido a uno o dos platos básicos: ensaladilla, milanesa y espaguetis. Es un minimenú ultrabásico que cuesta diez euros y que ya ha despertado la oposición de varios hosteleros que, por contra, apuestan por la variedad, aunque ello les exija mantener a más personal en la cocina.

Enrique, un jubilado, desayunaba dentro de la cafetería Dolce y Salatto, en la calle Rosalía de Castro, un zumo de naranja con tostada y café, junto a un ventanal con brisa. «Tenía ganas de tomarme un café como Dios manda», dice. El local retiró las cartas de menú para evitar contagios y las reemplazó por códigos QR.

La dueña del restaurante Rías Baixas 2, Cristina Silva Barreiro, reabrió ayer y los primeros clientes encargaron una parrillada de mariscos. El camarero carretaba bandejas caminando por un circuito pegado a la barra para no cruzarse con nadie. También hay QR pero si el comensal carece de la aplicación lectora en su móvil, el camarero le canta los platos.

«Abrimos en lunes porque hay que funcionar ya, nos amoldamos y lo hicimos lo mejor que se puede», dice Silva, con 31 años en el negocio. «Estábamos trabajando de maravilla hasta el 14 de marzo y ahora tenemos un aforo de 35 personas», añade. Ve «precipitado» abrir en la fase 2 porque faltan los clientes de otras provincias, madrileños y portugueses.

Otro restaurante, el italiano Nero, se inaugurará hoy al mediodía en la Alameda. Será de los primeros brotes verdes surgidos tras la cuarentena. Lo promueven cuatro socios: Omar Fares, Toni, Maricarmen y Lita. Sus cartas de menú son de usar y tirar para que el cliente se las lleve a casa y luego encargue pedidos a domicilio mediante el servicio de Delivery.

Fares, que también regenta La Central y La Trastienda, recuerda que el confinamiento frustró la inauguración el 18 de marzo, que iba retrasada por problemas de suministros con Italia. Los retoques de obra también se ralentizaron. El Nero será su laboratorio para ver cómo «respira la gente» antes que reabrir prematuramente sus otros locales en ERTE.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Primeras mariscadas, mamparas y códigos QR