Las protestas obligan a trasladar del centro programas para gente sin recursos

Hostelería y comercio han denunciado actos de vandalismo en la zona

El local de Sereos, situado en Elduayen, ofrece café y merienda a personas sin recursos.
El local de Sereos, situado en Elduayen, ofrece café y merienda a personas sin recursos.

Vigo / La Voz

Comerciantes y hosteleros del centro de Vigo celebran que los servicios que presta Sereos a escasos metros de la Porta do Sol sean trasladados al albergue de Marqués de Valterra. Aseguran que esa es la información que les ha trasladado el alcalde ante sus protestas por la presencia en la zona de numerosos indigentes conflictivos.

El programa Sereos nació hace quince años de la mano del grupo El Imán con el objetivo de reducir los daños entre las personas con patologías adictivas, en concreto con problemas de drogas y empobrecidas. Su vocación era la de trabajar al mismo tiempo en la calle.

Sin embargo, las circunstancias sociales han provocado que en la actualidad se encuentre desbordado.

Con el paso de los años el servicio ha pasado a ser utilizado no solo por toxicómanos, sino también por personas sin recursos, algunas de edad avanzada, y otras veces por inmigrantes en situación de exclusión social.

Pese a ello, las puertas siempre han estado abiertas, tanto a la hora de prestar asesoramiento e información, como a la del llamado café-calor por las mañanas o a la del tentempié de la tarde. Ello ha generado una situación límite e inhumana al agolparse los beneficiarios en las inmediaciones del diminuto local.

Otras fuentes relacionadas con el tema aseguran que lo que pretende el Concello no es trasladar todos los servicios de Sereos al albergue y que solo cambiará algunos como el de alimentación. Por el contrario, se mantendría el original de reducción de daños a personas con patologías adictivas en el que se incluye el reparto de jeringuillas y preservativos para la prevención de enfermedades, así como los de información y asesoramiento.

El grupo El Imán está de acuerdo en que el servicio público que se presta en Sereos está totalmente masificado y desbordado por la cantidad de gente que lo utiliza y entiende que tanto la oferta como la demanda han quedado pequeñas. Apuesta por su diversificación, pero siempre dentro de un orden y separado por objetivos. Por ejemplo, a su juicio, nunca se debería mezclar el centro de emergencia social o albergue con los programas de calle de reducción del daño para patologías adictivas. Además, advierte que si se trasladasen todos los programas de Sereos al albergue de Marqués de Valterra sucedería lo mismo que en Sereos y comenzaría su andadura masificado.

El Imán no oculta su decepción por no haber sido consultado hasta ahora por el Concello sobre los cambios que piensa acometer. Está convencido de que tiene mucho que aportar, no por saber más o menos, sino por experiencia en programas de intervención de calle.

De hecho, el grupo llegó a hacer un anteproyecto para mejorar las dependencias de Sereos en Elduayen, que fue presentado a los responsables municipales de Bienestar Social en el anterior mandato.

Aunque de momento el Concello no ha puesto fecha a los cambios, todo hace pensar que se producirán de forma paulatina. El motivo no sería otro que evitar reacciones, teniendo en cuenta que se trata de cuestiones delicadas que suelen provocar contundentes respuestas ciudadanas.

Después de 15 años la oferta y la demanda han quedado pequeñas

El Imán cree que la ayuda a personas con adicciones debe seguir en Elduayen

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las protestas obligan a trasladar del centro programas para gente sin recursos