La nueva vida de Marcos Serrano

Exciclista y profesor, el redondelano se estrena como director en el Expert


vigo / la voz

Marcos Serrano (Redondela, 1972) aúna en su nueva vida sus dos pasiones: ciclismo y docencia. Porque Marcos no ha sido solo un ciclista profesional reputado, sino que sacó tiempo para finalizar sus estudios de magisterio. Ahora, el redondelano se ha convertido en un profesor sobre dos ruedas. Es el director deportivo del Club Ciclista Expert Ponteareas.

«Como director deportivo, lo primero es que aprendan el oficio, no solo el montar en bicicleta, también ser persona, que se sepan comportar y luego ser una escuela en donde un padre que te deje el niño esté tranquilo, y yo creo que lo estamos consiguiendo, lo que no es fácil. Si anda o no anda, ya es otro asunto», comenta un didáctico Marcos Serrano.

El exciclista admite que tuvo algún recelo cuando le propusieron coger el cargo, pero ahora está encantado. «Al principio me daba un poco de respeto, no por ser director deportivo o hacer trabajo con niños, de hecho ya había hecho campus de niños cuando corría, pero llevarlo todos los días es más difícil y al final lo que te pide un club, más que la calidad, es crear cantera. Me daba respecto, pero ahora estoy contento». Su trabajo es a tiempo completo. Entrenar, organizar el calendario y a los monitores de todas las categorías (desde juveniles hasta los cinco años) lleva su tiempo.

El doble de niños

Los frutos de su gestión son evidentes. Comenzó con poco más de 20 niños y en la actualidad ya superan el medio centenar. Además, trabajan de un modo estable en cuatro colegios y se erigen en uno de los pocos clubes de Galicia que compagina el mountain bike -que hace furor entre los más pequeños- con la carretera, modalidad que impera desde cadetes.

El director deportivo descarta que sea por su imagen, sino por el trabajo: «Más que la imagen es que estamos pensando las 24 horas en el club. Nos dedicamos a hacer escuela por los colegios como actividad extraescolar. Tenemos cuatro colegios. Estamos haciendo cantera que al final es de lo que se trata», comenta el sucesor de Teixeira en el club.

No esconde Marcos Serrano que entre los alumnos hay algún diamante en bruto, pero no da nombres. Primero, porque en edades de formación todo puede pasar. Segundo, en el ciclismo más que en cualquier otra disciplina debe primar la labor de equipo: «Los hay, pero son niños, lo que hago es mucho concepto de equipo, de que aprendan. Aquí si un día no andas lo puedes suplir con el oficio. Aquí el ciclismo es oficio, y eso es lo que me gusta destacar».

Muchas escuelas

Marcos Serrano comenta la buena salud de que goza el ciclismo gallego a nivel de escuelas, que choca con el pésimo diseño del calendario.

«En Galicia el tema de escuelas, de niños de 14 años para abajo -comenta- , está muy completo; luego, a nivel gallego, en cadetes y juveniles en carretera falta calendario, y a nivel mountain bike no veo correcto que cuando los chavales pueden hacer más carreras, que es en el verano, se dejen de hacer. Son de abril hasta junio o julio».

A nivel de trabajo, durante la época invernal se centran en el gimnasio para pasar a la carretera el resto del año, y llegado ese momento, Marcos es el primero en ponerse encima de la bici y encabezar el pelotón, para adivinar los peligros de la carretera y reducir al máximo las caídas.

Votación
12 votos

La nueva vida de Marcos Serrano