«De la tienda solo ya no se vive, hay que vender por Internet»

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

Alejandro Martínez

La pandemia está obligando a los pequeños comerciantes de Vigo a dar el salto definitivo al comercio digital para tratar de compensar las pérdidas

09 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La pandemia ha obligado a dar el salto digital a numerosos comerciantes de la ciudad. Si no fuera por los meses de confinamiento o la restricción de aforos y de horarios, no habrían decidido explorar nuevas opciones para vender cuando los clientes han dejado de cruzar la puerta de sus establecimientos. Muchos están dando los primeros pasos para abrir tiendas en Internet con la esperanza de compensar las pérdidas por la fuerte caída de las ventas presenciales. Otros ya llevan años de experiencia en el mercado digital, haciendo que su presencia física sea testimonial porque la mayor parte de sus productos los venden fuera. La recientemente constituida Federación Vigo Comercio trabaja con el Concello en crear una gran plataforma que aglutine ventas on line de las tiendas de la ciudad. 

Alejandro Martínez

Moda 

Marcos Martínez, dueño de la tienda de ropa Only, en el centro comercial Plaza Elíptica, del que también es gerente, afirma que el pasado mes de junio comenzaron a trabajar en la creación de una página web. Se pusieron manos a la obra tras salir del confinamiento «para seguir vendiendo en el caso de nos volvieran a cerrar la actividad». La página ya está actualmente en fase de pruebas y reconoce que los comienzos no va a ser fáciles. «Hay que arrancar con promociones especiales. Hay tantas rebajas a nivel global que cualquier campaña que pueda hacer se diluiría en medio de todo lo que hay», señala este empresario. La esperanza que tienen puesta con el comercio digital, asegura, es bastante sencilla y muy clara: «Sobrevivir en estos tiempos de crisis». 

Alejandro Martínez

Droguería 

También ultima el catálogo de Internet la tienda de productos ecológicos a granel Biopompas, en la calle Zaragoza, para poder prestar un servicio a domicilio a sus clientes a raíz del adelanto de la hora de cierre. La filosofía del establecimiento es que los clientes utilicen sus propios envases para rellenar con los productos de limpieza y de higiene personal. El objetivo es contribuir a reducir la contaminación medioambiental y la proliferación de plásticos en los océanos. «Las redes son importantes porque es la manera de darnos a conocer. Llevamos poco tiempo trabajando y es una forma de que se sepa», señala Belén Abril, responsable del negocio.