Tomás Camacho: «Vemos cosas increíbles, una mujer nos pidió la PCR para ir al funeral de su marido»

Tras miles de diagnósticos advierte: «No es positivo o negativo, los test los tiene que interpretar un profesional»


Vigo / la voz

El segundo grupo sanitario español en facturación tiene su laboratorio central en Vigo. El histórico centro Lema y Bandín se integró en Vithas en el 2015 y ahora, como VithasLab, trabaja para todo el grupo. El director médico de análisis clínicos, Tomás Camacho, ha visto miles de pruebas.

-¿Cuántas están haciendo cada día?

-Antes, lo normal era hacer mil analíticas al día de todo tipo. A esas hemos sumado otras mil pruebas para el coronavirus. Todos los preoperatorios del grupo nos los mandan a nosotros, salvo los de dos hospitales de Madrid y uno de Valencia, que también hacen las PCR. Estos días están siendo una locura. Imagínese todos los preoperatorios, que además hay que hacerlos con un margen de tiempo muy corto. Y después hay gente que viene de viaje de otros sitios y antes de entrar en casa quieren hacerse la prueba; es normal.

-¿Cuántas son de Vigo?

-Un 20 %, aproximadamente. En la primera quincena de noviembre tuvimos muchísimas. Pero mire, la cara B del covid es que hay muchos tumores sin diagnosticar, hipertensiones fuera de control que pueden provocar infartos, diabetes descontroladas, porque conseguir cita en el ambulatorio es misión imposible. Nosotros hemos visto marcadores tumorales descontrolados.

-Todo ha cambiado.

-Esta situación es muy tensa, genera mucho estrés, no solo por el trabajo, sino porque hay compañeros enfermos. Y vivimos cosas que jamás te imaginarías. Hemos tenido que hacer una PCR a una señora para que pudiera ir al funeral de su marido.

-¿Cuántas positivos han tenido?

-Hemos tenido 277 desde junio, muchos de empresas que hacen la prueba con nosotros. Además, hacemos las cargas virales del principio del diagnóstico y del final.

-El Sergas hace pruebas a los contactos estrechos de cada caso según unos criterios: haber estado sin mascarilla a menos de dos metros de alguien durante al menos 15 minutos y desde los dos días anteriores al inicio de síntomas. ¿Tienen pruebas de gente que ha estado con positivos, pero que no cumple esos criterios y, como está insegura, prefiere pagarse la prueba?

-Sí. Hay mucha gente que se la hace. Es frecuente en los colegios. Si por ejemplo se cierra un aula con 25 niños y no hay por qué hacer la PCR a todos, pero a lo mejor uno tiene un abuelo inmunodeprimido y los padres prefieren estar seguros. Tenemos muchos casos de estos. Estos días también vemos gente que quiere venir a pasar las Navidades.

-El protocolo también permite dar de alta a un enfermo si han pasado diez días desde el diagnóstico y lleva al menos tres sin síntomas, y sin hacerle otra PCR. ¿Se la piden por privado?

-Lo vemos mucho en empresas que quieren hacérselo a sus trabajadores, para estar seguros. Por eso no es solo dar un positivo o un negativo, analizamos la carga viral. Si por ejemplo una persona tiene 30 ciclos, la posibilidad de contagiar a otros es mínima. Pero con diez ciclos es muy alta.

-¿Y la paga la empresa o el trabajador?

-¡La empresa! Las empresas están muy concienciadas, están yendo incluso más allá de lo que exige la ley.

-¿Qué empresas deciden hacer pruebas a sus trabajadores?

-Hay por ejemplo protocolos de embarque, para gente que va a ir al mar. Hay también otras que se las hacen a sus trabajadores cuando sale un positivo.

-¿Qué hemos aprendido de la enfermedad?

-Que la clave puede ser un supercontagiador. En la gripe, si se reúnen diez personas en una empresa y uno tiene la gripe, lo normal es que contagie a uno o dos. En el coronavirus depende. Tuvimos el caso de la boda en Nigrán, que la mitad acabaron infectados. Cumplieron estrictamente las medidas de seguridad, pero en el baile... En esto influye mucho el azar y que pueda haber un supercontagiador. Al principio venían muchos casos de Italia, pero eran como las chispas de la soldadura: no prendían. El covid no se transmite de manera uniforme

-Por eso es difícil combatirlo.

-Corea del Sur, Japón y Singapur entendieron esto. Japón era un lugar de altísimo riesgo, con mucha población y la más envejecida del mundo. Se dieron cuenta de que la clave era la agregación, que hubiera mucha gente junta, y la rompieron. Dejaron de reunirse y suspendieron todas las actividades cerradas.

-¿Cuántos diagnósticos son a personas asintomáticas?

-Nuestra estadística coincide mucho con la del barco Diamond Princess, aquel crucero que estuvo en cuarentena en Japón en febrero. Al principio muchos no tienen síntomas, pero si los vuelves a llamar quince días después (y yo lo hago porque hago de rastreador) y les das la lista de síntomas, entonces sí que recuerdan haberlos tenido. Por ejemplo, el malestar de estómago o la diarrea no te los suelen decir de inicio. Entonces, tenemos un 17 % puramente asintomáticos. De los que sí tienen síntomas, el otro 83 %, hay un 95 % en los que es muy banal: cefalea, algo de tos, fiebre, anosmia, dolor de garganta, problemas digestivos... El problema es el otro 5 % de los sintomáticos, que puede parecer que van bien pero a los cinco o siete días sufren una reacción inflamatoria exagerada y empeoran.

-Los infectados ya pueden contagiar desde el minuto uno.

-En los otros coronavirus primos de este, el SARS y el MERS, infecta, una persona se infectaba y la carga viral iba subiendo poco a poco. Se aislaba al paciente al principio y no contagiaba. Este te da la máxima carga viral el primer día y luego baja, pero puedes estar 24 o 48 horas asintomático, sin aislar, y repartiendo virus por ahí.

-¿Es partidario de que algunos test rápidos se puedan comprar libremente en las farmacias?

-Los test los tiene que interpretar un profesional. Como le decía, no es solo un positivo o un negativo. Si te haces el test en casa igual no sabes interpretarlo. Hace unos días nos llama una persona y nos dice: «Es que mi empresa consiguió unos test, nos los hicimos... y no se ve bien la rayita... ¿Es positivo o negativo?». Esto no puede ser.

-¿Los particulares que llaman para hacerse la prueba prefieren la PCR o el test de antígenos, que es más barato?

-Para viajar hay algunos sitios que dejan ir con la de antígenos. En estos, la gente pide la de antígenos por el precio. Pero yo no lo tengo tan claro. La prueba óptima es la PCR, pero hay que saber interpretarla. A veces detecta ARN viral pero el virus puede estar muerto. La de antígenos es fantástica para alguien que va a urgencias al hospital con síntomas. Se la haces y si es positivo lo separas rápidamente; puedes aislar a un supercontagiador. Detecta todo lo menor de 25 ciclos ]carga viral alta, hasta 5-7 días de infección], pero hasta 30 ciclos puede contagiar y lo que está entre 25 y 30 no lo coge.

-¿Cuál aconseja a quien llama?

-No aconsejamos una prueba u otra, informamos. En realidad no hay que hacerse ninguna prueba, lo principal es seguir estrictamente las normas de comportamiento social: distanciamiento, higiene, mascarilla, ventilación y grupos pequeños de gente con la que se está habitualmente. Después, depende del contexto de cada uno. Por ejemplo, aunque a partir de 30 ciclos no se contagie, hemos mantenido aislado a alguno que tenía 31 o 32 porque trabajaba en una residencia.

-¿Va a haber tercera ola de la epidemia?

-Estoy convencido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Tomás Camacho: «Vemos cosas increíbles, una mujer nos pidió la PCR para ir al funeral de su marido»