El efecto luces de Navidad ayudó


Que la recaudación fiscal en Vigo crezca un 1,1 % es un dato curioso, sobre todo si tenemos en cuenta que la bajada del IRPF a nivel nacional es sobre un punto y que la recaudación de Impuesto de Sociedades se ha desplomado casi al 30%. Lo que creo que ha pasado, haciendo una aproximación, es que el dato agregado de enero-agosto recoge dos comportamientos bien diferentes. En primer lugar, hasta marzo por la campaña de Navidad, que favoreció el comercio y la hostelería (el IVA del cuarto trimestre de 2019 se ingresa en enero del 2020) y la inercia de estos dos conceptos (hasta marzo de 2020) que se ingresan en abril de 2020. En segundo lugar, el efecto covid, que desde abril a junio (segundo trimestre), que se recauda en julio y de julio a septiembre (que se ingresa en octubre). Por lo tanto, ese dato hay que tomarlo con la debida cautela.

Lo que nos será de utilidad es la recaudación fiscal, sobre todo del IVA de este tercer trimestre.

Lo mismo se puede decir con el IRPF, la mejora económica generó más recaudación por este impuesto, pero a partir de finales de marzo, inicio de abril, con todo el tema de los ERTE, se tiene que notar la caída en la recaudación, por las retenciones mensuales.

Y en el impuesto de Sociedades más de los mismo, si bien el plazo máximo de liquidación se cerró el 25 de julio y ya se sabe cuánto se ingresó en términos netos, los pagos fraccionados hasta la pandemia han sido generosos, luego inevitablemente, ha caído.

Y sí, entiendo que el efecto luces de Navidad, ayudó, pero en estos momentos con la incertidumbre que tenemos, dudo que vuelva a generar lo mismo que el año pasado. Es un realidad evidente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El efecto luces de Navidad ayudó