Del escenario deportivo al virtual

Clubes de distintas modalidades cuidan al máximo su contacto telemático con los aficionados


REDACCIÓN / LA VOZ

Las redes sociales han cambiado en los últimos años el mundo de la comunicación y las entidades deportivas no son ajenas a esa evolución continua.

En el panorama del deporte vigués hay casos tan interesantes como el del Coruxo FC, donde un personaje muy reconocible en escenarios balompédicos, como es José Antonio Álvarez, realiza una gran labor con una página web de muy alto nivel, además de gestionar la presencia del club en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. Vive en una silla de ruedas, como él mismo dice, después de sufrir un grave accidente a los 29 años, pero ya acumula más de dos décadas de experiencia moviéndose con soltura en Internet: «No soy un comunity manager al uso. En otros clubes, incluidos los más grandes, te lo dan todo mascado y te dedicas a publicar. Yo estoy a pie de campo, hago fotos, trabajo con la cartelería y Gustavo Falque me da toda la libertad del mundo para reflejar la voz del club como yo entiendo que es necesario».

Y no se para en eso, porque las redes del club siguen siendo foro de debate en situaciones como la actual alarma sanitaria o en los no muy lejanos incendios que asolaron Vigo, cuando fueron tendencia en Twitter superando el millón de interacciones.

Más allá de cifras tan apabullantes, no se puede olvidar el reciente tirón del Valladares, que rozó las veinte mil reproducciones con un vídeo que reflejaba la necesidad de contar con un Celta implicado en el fútbol femenino. Su capitana, Anita Iglesias, y su entrenador, Gabi Couñago, asumen la responsabilidad de mantener al club en las redes, aunque la primera admite: «No tenemos mucho tiempo. Aunque están algo paradas, intentamos mostrar las inquietudes de todo el equipo y crecemos en alguna red como Instagram, en la que superamos los 1.100 seguidores.

En esa misma dinámica de club se mueve el Celta de baloncesto femenino, donde el mismo director deportivo, Carlos Colinas, o un entrenador con la experiencia de Roberto Rajó se reparten las redes. Así lo explica Nano Ameneiro, que también aporta sus artículos: «Dividimos los contenidos para reflejar a cantera y primer equipo en Internet. Roberto hace un gran trabajo con la web y rozamos los 5.000 seguidores en Twitter, también dedicamos una cuenta a la academia».

Otro caso singular es el Balonmano Reconquista, tras la huella del Octavio, con ideas como el hashtag #somosreconquista o la icónica imagen del balón de balonmano con el lema Vuelve. Javi Otero viene del anterior club: «Hacemos un trabajo muy amateur con las redes. Yo me encargaba en el Octavio porque había hecho un curso de comunity manager y repito aquí. No tenemos aún muchos contenidos y apostamos por lo más visual, como la apuesta en Instagram».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Del escenario deportivo al virtual