La nómina de Paco cuenta la historia del Meixoeiro

Una exposición conmemora los 30 años del hospital


Vigo

Poco sospechaba Paco Ordax en 1989, cuando firmó su contrato de trabajo, que este pasaría a formar parte de una exposición. El papel está firmado por él y por el primer gerente del Hospital Meixoeiro, José Antonio Souto. Es el primer contrato laboral de ese centro sanitario y forma parte de una exposición con la que el Sergas conmemora los 30 años del hospital. A su lado, está una de las primeras nóminas de Paco, de 91.495 pesetas. «Empecé sin contrato un poco antes. Fui celador», dice. Estuvo en urgencias y también, durante una temporada, en oncología infantil. «Casi nadie quería trabajar allí porque era muy duro, pero yo era mago». Francisco Sampedro Ordax fue durante un tiempo jefe del personal subalterno. «Abrí un centro de salud municipal en Valladolid, abrí el Meixoeiro y abrí el Cunqueiro». Poco después se jubiló.

Su nómina cuenta muchas cosas, además del dinero que percibió aquel mes. El papel dice «Hospital do Meixoeiro. Insalud». Y eso es mucho decir. En 1989, la asistencia sanitaria en Galicia la prestaba el Insalud, que tenía su centro de mando en Madrid. Además, el hospital funcionaba separado del resto y, de hecho, cuando se creó, se dividió a la población: parte de Vigo y de los municipios de alrededor se adscribieron al Meixoeiro y otra parte siguió adscrita al Xeral. El Servizo Galego de Saúde asumió las competencias de asistencia sanitaria en 1991, después de las transferencias. El Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) no se crearía hasta el 2004 para aglutinar a los hospitales públicos de la ciudad, incluido, claro, el Meixoeiro. En el 2013 se le dio una vuelta de tuerca a la gestión de la sanidad con la integración de los centros de salud, dentro de lo que el Sergas llama EOXI o Estrutura Organizativa de Xestión Integrada. Hoy, la nómina de Paco Ordax diría que le paga la EOXI de Vigo y que su puesto de trabajo está en el Hospital Meixoeiro. Tampoco sería de 550 euros netos, que es lo que supondrían, al cambio, las 91.000 pesetas. Sería de unos 1.200 euros brutos.

Paco Ordax fue celador y está jubilado.
Paco Ordax fue celador y está jubilado.

Baldomero Fernández fue el primer paciente que pasó por un quirófano del hospital; y Juan Mata, el primero que operó, al mismo tiempo que el ginecólogo Ángel de la Orden hacía otra intervención. «Venía con un poquito de miedo, la verdad, pero después todo salió bien», dice el paciente. Mata, que fue jefe de servicio de urología del hospital desde 1990 hasta su jubilación, en el 2013, ya lo contó a La Voz hace dos años. «La sensación que te provoca estrenar un quirófano en un hospital nuevo es de miedo», dijo en el libro que publicó el periódico para conmemorar el primer medio siglo de vida de su delegación en Vigo, en un reportaje que conmemoraba el aniversario del Meixoeiro como evento más destacado de 1989. «Empezamos con cosas sencillas. La primera próstata la operamos a los veinte días; el primer cáncer, en enero».

El Meixoeiro abrió el 30 de noviembre de 1989, el primer día de la campaña electoral que dio con Fraga en la presidencia de la Xunta por primera vez. El Insalud lo dirigía en la provincia Julio Cabrera, que luego sería jefe de servicio de hematología de los hospitales de Vigo. A él se le considera responsable de que el hospital pudiese abrir. «Era una época muy ilusionante, muy crítica, de empezar muchas cosas», recuerda.

La exposición muestra la evolución del hospital a través de objetos como un reloj o una agenda que se regalaron al personal durante unas Navidades, un neceser similar al de un hotel (con peine, pasta de dientes, cepillo...) que se entregaba a los pacientes cuando ingresaban y otras curiosidades, además de paneles de fotos, páginas de periódicos e información sobre la historia del hospital.

«Estamos en casa», saludó este viernes el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, del PP, a quien fue gerente del Sergas entre el 2006 y el 2009 y concejal del PSOE en los últimos ocho años, Cayetano Rodríguez Escudero. Ambos habían sido gerentes del Meixoeiro y ambos acabaron en la cúpula de la sanidad gallega. En el acto también estuvo José Manuel González, que dirigió el hospital entre 1995 y 1996 y que acabaría siendo el último conselleiro de Sandiade de Manuel Fraga. Y Rocío Mosquera, que ahora dirige la empresa pública Galaria, que presta asistencia en el Meixoeiro (se ocupa de la radioterapia y la medicina nuclear, hasta antes del verano hacía también las resonancias, y hasta hace cinco años, la cirugía cardíaca y la cardiología intervencionista), y que fue conselleira antes que Almuiña, también con Feijoo. Así que muchas de las personas que han dirigido la sanidad gallega tienen un vínculo directo con el hospital.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La nómina de Paco cuenta la historia del Meixoeiro