«No aprovechamos bien la marca Galicia»

La entidad ha permitido al sector alimentario gallego disponer de estudios de mercado, acceder a la investigación y contar con una oficina propia en mercados tan lejanos como China o Estados Unidos


redacción / la voz

El sector alimentario en Galicia mueve más de 8.000 millones de euros al año y da empleo a más de 30.000 personas. Pero es que, además, es un sector que no ha dejado de crecer, incluso en los peores años de la crisis, asegura Juan Vázquez Gancedo. El director de Bodegas Martín Códax preside, desde hace cuatro años, el Clúster Alimentario de Galicia, una entidad que busca la colaboración entre las empresas para afrontar problemas y retos comunes. Vázquez Gancedo dejará el cargo en las próximas semanas y se va satisfecho de la labor que está desempeñando el clúster pero, sobre todo, encantado con el trabajo que están realizando las empresas gallegas. «La mayor alegría después de estos cuatro años es haber descubierto que, con una buena materia prima y nuestras fábricas de siempre, nos encontramos con hijos y nietos de emprendedores que hoy tienen una formación mucho más completa y son ciudadanos del mundo. Vuelven a casa, a la empresa familiar, con muchas ganas de cambiar las cosas. Y lo hacen», cuenta.

Fue en el 2010 cuando las principales empresas del sector agroalimentario gallego empezaron a ver la necesidad de unir fuerzas. «El clúster era necesario y además era el momento», asegura Vázquez Gancedo. Las industrias se dieron cuenta de que «no vamos a ser competitivos en el mundo si no tenemos una alimentación que sea capaz de poner en valor nuestra producción, diferenciándola. Y esa diferenciación no puede ser por precio». Ese era el mensaje que estaba llegando desde la Unión Europea. «La UE dice que si queremos sobrevivir tenemos que diferenciarnos por capacidad de innovación y valor de producto», argumenta. Y para ello hacía falta una entidad que permitiera aunar esfuerzos. Que fuera capaz de reunir a las industrias del sector, pero también a las universidades, a los centros tecnológicos y a las administraciones. Así nació el clúster, un ecosistema, como le gusta decir a Vázquez Gancedo, compuesto por cosas como la materia prima gallega y las industrias, pero también por personas, «personas más formadas que nunca y, por lo tanto capaces de innovar», sostiene. Para el presidente, el mayor orgullo son los miles de pequeñas y medianas empresas gallegas que se están adaptando a los nuevos tiempos, aprovechando las tecnologías para hacer productos que responden a las necesidades de los consumidores y apostando por la internacionalización. Son esas firmas que triunfan en los premios Galicia Alimentación, que ha creado el clúster precisamente con el objetivo de poner en valor el trabajo de la industria.

Un plan estratégico ha sido el encargado de diseñar las líneas de actuación del clúster. Estas están muy claras: «Innovación, comercialización e internacionalización y formación», explica. En ello se ha estados trabajando desde entonces. En los últimos tres años, la industria ha invertido 4,7 millones de euros directos en proyectos de innovación, en los cuales han participado 504 empresas. Otras quince se han beneficiado del programa Industria 4.0. Y muchas recurren ya al Marketlab, «un mercado laboratorio en el que colabora también la distribución y que nos permite chequear, por ejemplo, el etiquetado de nuestros productos», añade. Hay más. Se han creado oficinas comerciales en China y Estados Unidos, «así, empresas de la alimentación vamos juntas a un mercado muy alejado y muy difícil, y encontramos puntos en común entre una láctea, una de agricultura y una bodega», añade. Todas estas herramientas, «no las podríamos tener si no fuera por el clúster alimentario. Esto nos permite innovar, comercializar y formarnos conjuntamente», asegura. Ahora están inmersos en el Business Factory Food, una aceleradora que ayudará a salir adelante a seis nuevas iniciativas empresariales. Al concurso se han presentado cincuenta proyectos.

Lo de que la unión hace la fuerza se hace aquí realidad. Porque en el sector agroalimentario, «en la parte de la producción, muchos de los problemas que tenemos son comunes, ya no digamos cuando hablamos de enlatados y envasados o de la comercialización», explica. La marca Galicia Food & Drinks es la que han elegido para promocionarse en todos el mundo. Pero echan de menos que esta sea oficial. «Tenemos consejos reguladores que son reconocidos a nivel internacional, pero individualmente. La marca Galicia no la hemos aprovechado lo suficiente», sostiene. En ello están trabajando. Porque saben con certeza que juntos son más fuertes y llegan «a proyectos que individualmente nunca habríamos logrado», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No aprovechamos bien la marca Galicia»