La constructora de la ampliación de la AP-9 pondrá barreras ante el ruido de la obra

El Concello justifica la remodelación del entorno del instituto de Chapela en aras de la seguridad de los alumnos


redondela / la voz

El Concello de Redondela ha solicitado a la directora de obra de la ampliación del puente de Rande que minimice las consecuencias de los trabajos sobre el entorno. Los alumnos del instituto de Chapela se han quejado del ruido que hace la constructora a escasos metros del centro, que impide el desarrollo normal de las clases. En la obra se está usando una perforadora traída de Portugal para cavar y colocar los pilares para ampliar el viaducto que sobrevuela la avenida de Redondela. La concejala de Urbanismo, María del Carmen Amoedo, señala que la UTE no ha colocado barreras contra el sonido porque es «una actuación puntual». Ayer continuaba el ruido de las excavaciones denunciado en la víspera por funcionarios y alumnos del centro. Amoedo dice que este próximo verano se acometerán las obras en el otro centro educativo próximo a la autopista, el colegio Igrexa. En ese caso «sí se van a poner barreras» para amortiguar el ruido. Respecto a las quejas del instituto de Chapela sobre cómo va a quedar configurado urbanísticamente la zona, Amoedo señala que se va a ampliar el área de estacionamiento, puesto que en las horas punta se origina una gran afluencia de autobuses y vehículos particulares a las puerta de un centro que tiene más de ochocientos estudiantes y «se trata de que haya más seguridad a las puertas del centro».

Sin recalificar

El Ayuntamiento de Redondela todavía no ha recalificado los terrenos donde construirá el nuevo centro de Igrexa. Se trata de una parcela denominada La Ginaria, donde iba a construirse una urbanización de adosados. Como el proyecto no salió adelante, los 33.000 metros cuadrados de la parcela acabaron en manos de Abanca que a su vez traspasó este activo calificado de tóxico a la Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de Reestructuración Bancaria. Esta vendió el suelo a Audasa por una cantidad que no ha trascendido y a su vez la concesionaria traspasó el terreno al Concello, que ahora lo tiene que recalificar para poder construir el nuevo centro Igrexa. El actual colegio está tan cerca de la autopista que la ampliación, que le arrebatará 200 metros cuadrados, le hará perder un patio traseros, la sala de profesores y los vestuarios. Al ser mutilado de esta manera, las autoridades decidieron construir un colegio nuevo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La constructora de la ampliación de la AP-9 pondrá barreras ante el ruido de la obra