Ocho vehículos se han empotrado ya contra una misma casa de Oia


Una casa de la parroquia de Pedornes, en Oia, parece tener una especial atracción para los accidentes de tráfico.

La situación no es ninguna broma para la familia que reside en ella desde hace diez años. Ya han tenido que soportar ocho choques de turismos. El último sucedió a primera hora de la tarde ayer. Un joven de 21 años que iba a gran velocidad en dirección a Baiona perdió el control de su vehículo y acabó empotrándose contra el muro de la casa y metiéndose dentro de la finca.

No hubo que lamentar ninguna víctima porque, afortunadamente, como hacía mal tiempo, la propietaria se encontraba dentro de la casa con sus hijos. Pero el impacto fue terrible y ocasionó un gran susto a los niños.

El conductor resultó herido leve y tuvo que ser trasladado en una ambulancia del 061 a un centro médico. Al lugar de los hechos, también se desplazó una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, para realizar el correspondiente atestado. Fue también mala suerte para el conductor, ya que el de ayer fue su tercer accidente en lo que llevamos de mes y estaba en rehabilitación.

El propietario de la casa, Amalio Verte, afirmó que están muy preocupados por el magnetismo fatal de su vivienda y están cansados de reclamar a las autoridades que ponga medidas de protección para evitar nuevos accidentes. Han solicitado la colocación de una doble valla que pueda amortiguar los golpes, e incluso el cambio de trazado de la carretera, pero por el momento siguen viviendo con la preocupación de cuándo ocurrirá el siguiente accidente.

Y es que su vivienda se encuentra junto a una curva muy pronunciada a cerca de un kilómetro de la gasolinera de Viladesuso, una ubicación que les hace vivir con gran intranquilidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Ocho vehículos se han empotrado ya contra una misma casa de Oia