Ronald Koeman al ver jugar a Nico González, el hijo de Fran: «¿Quién es el rubio ese?»

TORRE DE MARATHÓN

@fcbarcelona.cat

El Barcelona trata de retener al centrocampista coruñés, que acaba contrato el 30 de junio y al que los técnicos azulgranas ven como el sustituto natural de Busquets

30 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El inicio de la pretemporada del Barça B estaba programado con un partido contra el Santfeliuenc. Sin embargo, un brote de covid-19 en este equipo de la Tercera catalana provocó la suspensión del encuentro. Los técnicos decidieron entonces montar una pachanguita entre los futbolistas del filial y algunos juveniles. Aquel entrenamiento contó con un inesperado espectador: Ronald Koeman.

Llevaban transcurridos pocos minutos del partidillo cuando el técnico comentó entre los que lo rodeaban: «¿Quién es el rubio ese?». Se refería al mediocentro de uno de los equipos. La pregunta tuvo una rápida respuesta por parte del delegado del filial: «Es Nico González, juvenil, el hijo de Fran». Casi sin darle tiempo a finalizar, Koeman repreguntó: «¿El hijo de Fran el del Dépor?». Desde aquel día de principios de septiembre, al entrenador neerlandés no se le borró de la cabeza ni el nombre de Nico, ni su compostura.

Seis meses después, el coruñés sigue en edad juvenil, pero ya con ficha del filial y un puesto garantizado en el once de García Pimienta. Ronald Koeman no ha dejado de preguntar por él. «¿Hoy sube Nico?», acostumbra a consultar cada vez que pide que algunos jóvenes se entrenen con la primera plantilla.

A pesar de esa querencia, el hijo de Fran todavía no ha disfrutado de ninguna convocatoria en partido oficial con el Barça, algo que otros compañeros de vestuario sí han logrado. El motivo está en que acaba contrato el 30 de junio, todavía no ha renovado, y esa es una norma no escrita en el club azulgrana: un jugador no sube categorías en su último año de contrato. Para hacerlo, debe ampliar su vínculo. Una política que siguen la mayoría de los clubes que trabajan la cantera.

La falta de una junta directiva en el Barcelona durante meses ha impedido un acercamiento que, con la llegada de Laporta a la presidencia, se espera que llegue más pronto que tarde.

Ofertas

Pero el club que lo fichó del Montañeros con solo 12 años no lo tendrá fácil. La gran temporada que está realizando Nico no ha pasado inadvertida para algunos clubes del fútbol europeo. Inglaterra, Alemania y Países Bajos son lugares desde los que han llegado propuestas para incorporar al joven gallego a clubes punteros de sus respectivas Ligas. De momento, el jugador aguarda con calma.

Con un 186 centímetros de estatura, una técnica exquisita y un descaro absoluto, Nico se ha convertido en pieza clave en el engranaje de García Pimienta en un Barcelona B que desde su irrupción ha escalado posiciones en el grupo tercero de la Segunda B hasta meterse en el grupo de cabeza para luchar por el ascenso en la siguiente fase.

Aun comenzando con ficha juvenil, acumula 17 partidos con el filial, 13 de ellos como titular, totalizando 1.167 minutos sobre el terreno de juego con el B.