Un largo confinamiento con 25 historias en blanco y azul

La pandemia sacó a la luz el lado más humano de la plantilla deportivista


Cuando el balón vuelva a rodar para los jugadores del Deportivo, habrán pasado 92 días. Tres meses en los que sus profesiones han quedado en segundo plano dejando emerger al ciudadano de a pie. Su proyección pública durante la pandemia mermó. Dejaron de acaparar los focos para ser espectadores de las noticias mientras la vida seguía su curso. Sin poder vestirse de corto, el parón ha dado protagonismo a sus historias más personales. Así ha sido el confinamiento sin balón del vestuario del Deportivo.

Las mil caras de la solidaridad

Con sus mascarillas personalizadas para recaudar fondos para tres oenegés, Beauvue ha sido el último ejemplo de solidaridad en la plantilla del Deportivo. Pero hay más.

Hay muchas maneras de ser solidario, de preocuparse por los que tienes cerca. Mollejo entendió que cinco minutos de alegría al día pueden suponer mucho, y por eso fue el aclamado animador de su vecindario desde el séptimo piso de la calle Adelaida Muro en el que pasó el confinamiento. Emre Çolak también figura en esta lista. El restaurante LaNonna 52, del que el turco es socio, sorprendió a sanitarios y cuerpos de seguridad con pizzas para agradecerles su dedicación. Borja Valle también quiso aportar su granito de arena y, no solo fue la cara visible de la campaña de donación de sangre impulsada por el Deportivo, sino que colaboró en los populares directos de Instagram de los humoristas Xosé Antonio Touriñán y David Perdomo que fueron una cita obligada con el humor para muchos espectadores.

Aunque en la solidaridad en la que todos han contribuido ha sido en la de quedarse en casa para proteger a todos. Algunos, como Borja Valle, Dani Giménez o Salva Ruiz tuvieron que compaginar el encierro que la complicada labor de cuidar a un animal durante una cuarentena.

Además, el lateral, que se enfrentó en el pasado a una larga enfermedad llamada aplasia medular, tuvo que hacer una investigación médica exprés para descubrir si estaba entre el denominado grupo de riesgo.

Ramadán en plena pandemia

Por si un encierro de casi dos meses fueses poco, Abdoulaye Ba y Mamadou Koné han compaginado esta crisis con los 30 días que dura uno de los momentos claves del año para la comunidad musulmana: el ramadán.

El central cedido por el Rayo Vallecano dice estar ya acostumbrado al sacrificio de no ingerir ningún tipo de alimento en las horas entre la salida del sol y su puesta. El senegalés adaptó sus horarios para lidiar con su apetito y estuvo acostándose a las cinco de la mañana. El ramadán finalizó el pasado lunes por lo que podrá regresar a la competición sin tener que preocuparse por compaginar el esfuerzo de los partidos con la religión.

Estudios y duelo

Luis Ruiz se pasó la cuarentena entre apuntes, hincando codos para poder acelerar su graduación. El lateral es estudiante de ciencias de la educación física y la pandemia le ha servido como oportunidad para poder avanzar con las materias pendientes.

Pero el coronavirus también golpeó en su círculo. «Falleció un amigo bastante cercano que tenía de mi etapa en el Atlético de Madrid. Fue muy triste, muy triste...», relató el futbolista en las páginas de La Voz.

Clases entre fogones

Si alguien ha sido el rey del entretenimiento durante el parón, ese ha sido Christian Santos. Las redes sociales del venezolano se actualizan con nuevo contenido de manera constante. Tal es la fama que ha adquirido de cocinitas el delantero, que uno de los patrocinadores del club lo utilizó como maestro de cocineros para que enseñase cómo hacer una receta típica de su país, arepas con queso fresco, perico y zumo de papaya.

Rehabilitación en casa

Somma contará a sus hijos como este episodio histórico le sorprendió en la zona 0 de Europa mientras se recuperaba de una rotura de ligamento cruzado. El italiano fue operado en Roma de la grave lesión que sufrió este curso y allí permanece desde entonces.

Un hijo y otro en camino para la plantilla del Dépor

Hubo quien anticipó, como sucedió con aquel famoso apagón que en 1966 dejó sin luz a toda la costa este de Estados Unidos, que este confinamiento tendría como consecuencia un incremento de la natalidad en el mundo. Eran solo teorías, pero lo que es cierto es que la covid-19 concluirá con dos nuevos miembros en la familia deportivista.

El 7 de mayo nació Viktor, hijo del portero serbio Jovanovic y de su pareja Anja. «Bienvenido nuevo gallego», escribió el meta en sus redes sociales para dar la bienvenida al mundo a su pequeño, que nació en la ciudad de A Coruña y al que el nombre de la ciudad le acompañará durante el resto de su vida. El Deportivo será ya un destino que recordar para el cancerbero que firmó por la entidad blanquiazul el pasado mes de febrero.

El baby boom blanquiazul continuaría apenas una semana después con el anuncio —también en Instagram— del central cedido por el Atlético de Madrid, Javier Montero. El zaguero y su pareja también van a ser padres de una pequeña que ya tiene nombre, se llamará Antonella.

«Profesor, padre, cantajuegos y amigo»

Es habitual ver a hijos de los jugadores de la primera plantilla por las instalaciones de Abegondo. Muchos de los integrantes del equipo coruñés han tenido estos meses la ocasión de pasar con sus familias el tiempo que normalmente no les permite su profesión. Keko Gontán lo dejó clara desde la sala de prensa de Abegondo. «En estos dos meses he sido profesor, padre, cantajuegos y amigo», dijo el ex jugador del Málaga.

No es el único, de las pocas noticias que hemos tenido de David Simón desde que se suspendió la Liga fueron unas fotografías celebrando el día del padre junto a su hijo.

La faceta más solidaria de Claudio Beauvue

La Voz

El delantero ha lanzado esta semana una campaña social para ayudar con mascarillas reutilizables contra el coronavirus a tres ONG de A Coruña

El delantero del Deportivo Claudio Beauvue ha mostrado un compromiso social en el estado de alarma por la covid-19 y esta semana ha lanzado una campaña social para ayudar con mascarillas reutilizables contra el coronavirus a tres ONG de A Coruña, iniciativas que acomete porque su «educación» le lleva a «ayudar cuando puedes».

Beauvue ha donado 450 máscaras a las entidades sociales de la ciudad gallega y tenía previsto regalar otras 2.000 a los seguidores del Deportivo, pero esto último ha tenido que aplazarlo hasta que concluya la temporada y las condiciones sanitarias le permitan hacerlo. «Me gustaría haber entregado las mascarillas en mano», indicó en una rueda de prensa el futbolista del Deportivo, que no ha podido plasmar esa idea por el riesgo de contagio que implica y el protocolo de LaLiga.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Un largo confinamiento con 25 historias en blanco y azul