Martí toca la corneta

El Dépor respondió a lo grande al golazo de Ontiveros, con un cambio radical que llevó a la remontada


Se levantó el Dépor una vez y volvió a caer; logró incorporarse de nuevo y no hubo ya quien lo tumbara. Porque el equipo que hundió Ontiveros fue completamente distinto al que resucitó Martí desde el banquillo, consciente más de media hora y dos goles tarde del error de su planteamiento. Confesó a través de un gesto: señaló a Pedro Sánchez y lo cambió de banda.

A partir de ahí empezó otro partido. Uno memorable, que merecería ser escrito en mayúsculas por la capacidad del conjunto blanquiazul para sacar la cabeza por enésima ocasión en esta campaña sufrida con el agua al cuello. La grada, recuperada ya, así la promoción se estire tres meses, cantó tres tantos fenomenales, pero todo empezó con otro soberbio, encajado por el único jugador del equipo que nunca ha estado bajo sospecha.

En la alineación cantaba David Simón en el lugar donde se esperaba a Bóveda. El destinado a contener al futbolista en estado de gracia del adversario. Claro que Ontiveros siempre se ilumina cuando se mide al Dépor. Lo sabían todos en Riazor, pero lo pasó por alto el técnico de casa. Desprotegió el costado con su carrilero de perfil más ofensivo y su extremo con menos tendencia a la ayuda. Ontiveros centró el 0-1 y anotó el 1-2 antes de que Martí dijera basta y sellara la banda con Pedro.

En el descanso (nunca antes) percibió también otro detalle: Víctor Sánchez del Amo, lector de encuentros, había salido con un solo enlace entre la zaga y los mediapuntas que bregaban a la espalda de Gustavo Blanco. A Cartabia, desalojado de la orilla por falta de rigor en el auxilio, le encargaron tapar a Keidi Bare, con quien ya se había encontrado en esa contra que bien pudo haberse cerrado con el albanés en la calle. Así quedó desactivado el Málaga, con Munir obligado a rifar cada pelota que sacaba de la cueva. El juego se trasladó a campo visitante y hasta allí se acercó por fin Expósito. No había un jugador más inteligente en todo el campo y había pasado demasiado tiempo arrinconado por el empuje andaluz y las obligaciones defensivas. Surgió el catalán y empezó otro partido.

Por delante se activó la segunda línea, feliz en la locura y empujada por las más de 20.000 gargantas, encendidas definitivamente cuando Fede cruzó el área y encontró a Pedro Sánchez. Sueña el de Aspe con volver a Primera y quiso compartir su sueño con Riazor, rompiendo la red con su pierna mala. Tras la segunda asistencia del menudo futbolista de Bombal -por fin en plan estrella escoltando al punta-, reaccionó Víctor y montó un doble pivote, pero el viento había cambiado. Empujaba al Dépor; a favor del fuego.

Riazor gesta una remontada de oro para el Deportivo

Pedro Barreiros
;
Así fue la explosión de júbilo de Riazor tras el final del partido El final del partido y la victoria ante el Málaga desató una ola de felicidad en el estadio

Dos goles de Carlos, otro de Pedro y otro de Valle dan a los de Martí ventaja sobre un Málaga conformista

El mejor Dépor de la temporada puso un pie en la final de la promoción merced a una felicísima remontada. Pero el 4-2 final no se entendería sin el decisivo papel de la hinchada de Riazor. Una afición que siempre hizo creer a sus jugadores, nunca los abandonó, les insufló el oxígeno de un partido sin respiro y, por supuesto, disfrutó una victoria que puede valer oro de cara al choque del sábado en La Rosaleda.

Fue un partido de Primera. La tensión y el temor mutuo que se podía prever entre el Dépor y el Málaga para abrir la gran semifinal de esta promoción se quedaron en la pizarra. A una intensísima y espléndida primera parte, jugada con el cuchillo entre los dientes por los veintidós futbolistas, muy sufrida desde los banquillos y disfrutada por una afición convertida en el jugador número doce blanquiazul, le siguió una reanudación fantástica que premió sin duda a un gran Deportivo con pulmones de acero, pero también el derroche de dos equipos a los que la Segunda se le hace pequeña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Martí toca la corneta