Nahuel, de la carretera al partido

TORRE DE MARATHÓN

El extremo, principal refuerzo de invierno del Dépor, podría jugar ante el Tenerife sus primeros minutos

02 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Un refuerzo anhelado. Natxo González esperaba tanto a Nahuel, que el mismo entrenador que en las tres últimas jornadas se había olvidado de Carles Gil sin mirar atrás, apenas permitirá al hispanoargentino apoyar las maletas en el suelo y conocer a sus compañeros antes de incluirlo con toda probabilidad en la convocatoria del partido de hoy. Solo seis meses de cesión parece poco tiempo para que el entrenador deportivista disfrute de un joven jugador que viene a reforzar el arsenal del Deportivo en la banda, pero al que quiere dejar claro desde el primer día que ha llegado a Riazor para ser importante en el retorno a Primera. La llegada del hispanoargentino y las dudas sobre el estado de Fede Cartabia, Krohn-Delhi o Saúl llevaron al entrenador a posponer a esta mañana el anuncio de la convocatoria para recibir por la noche al Tenerife.

El extremo llegó por carretera a A Coruña y afrontó una tarde contrarreloj con llegada al hotel junto a su familia, reconocimiento médico y primer entrenamiento como deportivista. Su último partido data del 8 de enero, cuando disputó los noventa minutos contra el Xanthi en la ida de los octavos de final de la Copa griega. En el Olimpiakós compartió equipo con los exdeportivistas Roderick y Guilherme.

Mucha menos expectación dentro y fuera del vestuario ha generado Íñigo López, el otro refuerzo invernal, quien llegó a tiempo para trabajar junto a sus compañeros. Salvo sorpresa, no figurará en esta convocatoria, sino que su rol se parecerá más al que tenía Gerard Valentín, que se marchó tras apenas haber participado únicamente en trece minutos de la primera vuelta. En cualquier caso, las mayores preocupaciones de Natxo González para el encuentro radican en el frente de ataque. Son seguras las bajas de Carlos Fernández, Pedro Sánchez (por lesión) y Vicente Gómez, sancionado, por lo que si el Dépor insiste en el sistema del tridente de ataque, el técnico podría no solo llamar a Nahuel, sino también al fabrilista Montiel, quien ayer se entrenó con el primer equipo y hoy va a repetir en una ultimísima sesión previa en el estadio.